La Oferta

March 1, 2024

Congresista republicana de EE.UU. denuncia amenazas tras retirarle el apoyo a un compañero

Archivo. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Washington, 19 oct (EFE).- La congresista Mariannette Miller-Meeks, republicana por Iowa, afirmó la noche del miércoles que ha recibido “amenazas de muerte creíbles” y “una avalancha de llamadas amenazantes” después de cambiar su voto y retirarle el apoyo a Jim Jordan en su intento de ser elegido presidente de la Cámara de Representantes.

“He recibido amenazas de muerte creíbles y una avalancha de llamadas amenazadoras. Se ha notificado a las autoridades correspondientes y mi oficina está cooperando plenamente”, apuntó la congresista de la Cámara Baja en un comunicado.

El republicano Jim Jordan, aliado del expresidente de Estados Unidos Donald Trump (2017-2021) y miembro del ala dura del Partido Republicano, volvió a quedarse este miércoles sin los votos suficientes para liderar la Cámara de Representantes en la segunda votación que hubo al respecto.

Miller-Meeks fue uno de los cuatro miembros republicanos de la Cámara de Representantes que apoyaron a Jordan en la primera ronda de votación, pero cambiaron su voto y se opusieron a él en la segunda.

“Ayer voté a favor de la candidatura de Jim Jordan a presidente de la Cámara. Voté por Jim Jordan por el bien del Partido Republicano de la Cámara de Representantes, según nuestra reunión de la Conferencia”, explicó la legisladora.

Sin embargo, después de que con su apoyo Jordan no pudiera conseguir suficientes votos sus “preocupaciones iniciales sobre las tácticas amenazantes de los partidarios de Jim Jordan” aumentaron, afirmó.

“Voté por la presidenta (del Comité de Asignaciones) Kay Granger porque ha demostrado un gran liderazgo este año al presentar y aprobar proyectos de ley de asignaciones de un solo tema fiscalmente responsables y es una conservadora acérrima”

En total, Jordan obtuvo este miércoles 199 votos y su contrincante, el líder de la minoría demócrata, Hakeem Jeffries, 212, todos los de su bancada, por lo que ninguno de los dos consiguió el mínimo necesario. En la votación del martes el representante republicano logró 200 votos, después de que 20 compañeros le fallaran.

Desde el pasado enero los conservadores tienen en ese hemiciclo 221 escaños y Jordan necesitaba 217 votos para hacerse con el puesto, pero 22 de sus compañeros de bancada votaron hoy por candidatos que ni siquiera se habían postulado.

El cargo de “speaker”, tal y como se conoce en inglés, está vacante desde que el 3 de octubre Kevin McCarthy fuera destituido por una moción en su contra presentada por el ultraconservador Matt Gaetz, de su mismo partido.

“Entiendo que votar en contra del representante Jordan no es popular en este momento. Respeté a Jim lo suficiente como para votar por él, sabiendo que no tenía los votos para ser elegido”, apuntó Miller-Meeks, quien avisó que no se “doblegará” ante “ante los matones ahora”.

“Hemos recibido numerosas llamadas a todas nuestras oficinas y muchos me han instado a apoyar a Jim Jordan y muchos otros me han instado a buscar un candidato conservador de consenso”, afirmó.

El Partido Republicano, agregó, “necesita un candidato de consenso” para volver al trabajo, de “asignar presupuestos, apoyar a Israel y detener las políticas demenciales de la Administración Biden”.

La presidencia interina está en manos del conservador Patrick McHenry, pero hasta que no haya un nuevo “speaker” no se pueden aprobar nuevas resoluciones o proyectos de ley en un momento en que deben cerrarse los presupuestos del actual año fiscal y en que está pendiente autorizar más ayuda a Ucrania o a Israel.