La Oferta

February 29, 2024

EE.UU. teme que el conflicto en Israel se intensifique y afecte a otros países de la región

Archivo. EFE/EPA/RONALD WITTEK

Washington, 22 oct (EFE).- El gobierno de Estados Unidos teme que el conflicto en Israel y la Franja de Gaza se intensifique y afecte a otros países de la región, según dijo el secretario de Defensa, Lloyd Austin, este domingo.

“Nos preocupa una posible intensificación”, aseguró el funcionario en una entrevista con la cadena ABC. Lloyd detalló que su gobierno ya está viendo un potencial aumento en los ataques hacia las tropas y ciudadanos estadounidenses en la región.

“Es por eso que vamos a hacer lo que necesario para asegurarnos que nuestras tropas estén en la posición correcta, estén protegidas y tengamos la habilidad de responder”, señaló.

El domingo en la noche, el Pentágono anunció una serie de medidas para mejorar la posición de EE.UU. en el Medio Oriente ante las recientes acciones de “intensificación” por parte “de Irán y sus apoderados”.

El Departamento de Defensa adelantó que enviará más misiles y sistemas de defensa al Medio Oriente. En concreto, ordenó el mover el portaviones USS Dwight D. Eisenhower al área del Comando Central, que tiene autoridad sobre el Medio Oriente y Asía Central.

EE.UU. ordenó también desplegar sistemas de defensa antiaéreo a diferentes “ubicaciones en la región para aumentar la protección de las fuerzas estadounidenses”, de acuerdo con un comunicado .

A su vez, el secretario de Defensa colocó un “número adicional de fuerzas” bajo órdenes de “preparación para desplegar” .

La semana pasada, el ministro iraní de Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, avisó que el conflicto entre Israel y Palestina podría extenderse por la región si el Estado israelí continúa con los ataques en Gaza.

Desde el 7 de octubre, tras un ataque por parte del grupo islamista Hamás, al menos 4.469 personas han fallecido en la Franja de Gaza por los bombardeos israelíes, según las autoridades palestinas, de las que más del 70 % son menores de edad, mujeres y ancianos; hay, además, 14.000 heridos.