La Oferta

February 24, 2024

EE.UU. ve prudente alistar planes de evacuación para sus nacionales en Oriente Medio

Imagen de archivo. EFE/EPA/Samuel Corum/Sipa USA / POOL

Washington, 24 oct (EFE).- Estados Unidos dijo este martes que ve prudente tener preparados planes de evacuación para sus ciudadanos en Oriente Medio a raíz de la guerra de Gaza entre Israel y Hamás.

El portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, John Kirby, dijo en una rueda de prensa que sería “irresponsable” e “imprudente” no tener “planes de contingencia” para las evacuaciones en varios países de la región.

Las declaraciones de Kirby llegan después de que el diario The Washington Post informara que EE.UU. se está preparando para evacuar a más de 600.000 ciudadanos de Israel y el Líbano ante la posibilidad de que el conflicto en la Franja de Gaza se extienda.

El portavoz no entró en detalles sobre los planes de la Administración de Joe Biden al respecto, pero destacó que aún no se ha llegado “a la fase de ejecución”.

Sin embargo, resaltó que “dado lo que está pasando en Oriente Medio” es “completamente razonable” pensar en ayudar a sus ciudadanos en la zona en caso de que sea necesario evacuar.

Varios funcionarios del gobierno de EE.UU. han señalado ya que temen que el conflicto en Israel y la Franja de Gaza se intensifique y afecte a otros países de la región.

El Pentágono tomó una serie de medidas para fortalecer la presencia de EE.UU. en la región ante las recientes acciones de “intensificación” por parte “de Irán y sus aliados”.

El Departamento de Defensa adelantó que enviará más misiles y sistemas de defensa a la zona. En concreto, ordenó mover el portaaviones USS Dwight D. Eisenhower al área del Comando Central, que tiene autoridad sobre Oriente Medio y Asía Central.

EE.UU. ordenó también desplegar sistemas de defensa antiaéreo a diferentes “ubicaciones en la región para aumentar la protección de las fuerzas estadounidenses”, de acuerdo con un comunicado.

Al menos 5.791 personas han muerto en la Franja de Gaza, controlada por Hamás, por los bombardeos israelíes en represalia por el ataque del grupo islamista palestino del 7 de octubre que dejó unos 1.400 muertos y más de 220 secuestrados.