La Oferta

March 1, 2024

EE.UU. no dio a Israel “luz verde” para que atacara el hospital Al Shifa en Gaza

Archivo. EFE/EPA/Yuri Gripas / ABACA / POOL

San Francisco (EE.UU.), 15 nov (EFE).- Estados Unidos no dio a Israel “luz verde” para que atacara el hospital Al Shifa, el más grande de la Franja de Gaza, dijo este miércoles John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca.

“No dimos luz verde a sus operaciones militares alrededor del hospital”, afirmó Kirby en una conferencia de prensa en San Francisco, donde se encuentra el presidente estadounidense, Joe Biden, para reunirse con su homólogo chino, Xi Jinping.

Según el portavoz, Estados Unidos no está involucrado en la operación que lanzaron este miércoles las tropas del Ejército israelí dentro del hospital Al Shifa , donde Israel asegura que el grupo islamista Hamás tiene su principal centro de mando, algo que la organización palestina niega.

“No queremos ver hospitales atacados desde el aire. No queremos que civiles inocentes, pacientes y personal médico sean víctimas del fuego cruzado entre Hamás y las Fuerzas de Defensa de Israel. Creemos que los hospitales deben ser protegidos”, aseveró Kirby.

Sin embargo, el portavoz respaldó la tesis israelí de que Hamás usa el hospital como escudo y consideró que eso añade una “carga añadida” a las operaciones militares israelíes.

La Casa Blanca ya ayer aseguró que la comunidad de inteligencia de EE.UU. había concluido que Hamás y la Yihad Islámica palestina usan algunos hospitales de la Franja de Gaza, incluido el de Al Shifa, y los túneles debajo de ellos para operaciones militares y ocultar rehenes y armas.

El hospital Al Shifa, el más importante de la Franja y ubicado en la ciudad de Gaza, se quedó sin electricidad, agua potable y comida hace varios días y alberga a unas 3.000 personas, entre desplazados, personal médico y pacientes, entre los que se encuentran más de 30 bebés prematuros cuya vida está en peligro.

La oficina de prensa del Gobierno de la Franja de Gaza, controlada de facto por Hamás desde 2007, asegura que el Ejército israelí entró en Al Shifa con tanques, explosivos, drones y soldados fuertemente armados, “disparando en su interior”, lo que constituye un “crimen de guerra”.

Israel declaró la guerra a Hamás el 7 de octubre tras un asalto masivo del grupo islamista que incluyó el lanzamiento de miles de cohetes y la infiltración en territorio israelí de unos 3.000 milicianos que mataron a unas 1.200 personas y secuestraron a otras 240.

Desde entonces, las fuerzas aéreas, navales y terrestres de Israel atacan sin tregua la Franja de Gaza, dejando más de 11.300 muertos, 29.200 heridos y 3.600 desaparecidos bajo los escombros.