La Oferta

March 4, 2024

Llueven críticas a líder afroamericana de Illinois por llamar “salvajes” a inmigrantes

Fotografía de archivo en donde se observa a decenas de inmigrantes en un albergue. EFE/ Octavio Guzmán

Redacción EFE News, 14 dic (EFE).- La presidenta de la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color (NAACP) en Illinois, Teresa Haley, ha recibido una lluvia de críticas después de que se filtrara una conferencia telefónica con el liderazgo de la organización en ese estado en la que llamó “salvajes”a los inmigrantes que han llegado a Chicago.

En la conferencia telefónica del pasado 26 de octubre, Haley, que ha ocupado la presidencia de la sección de NAACP en Illinois por varios años, se quejó de la crisis en Chicago por el alto flujo de inmigrantes que han llegado a la ciudad.

“Los negros han estado en las calles desde siempre y a nadie le importa porque dicen que somos drogadictos, que tenemos problemas de salud mental”, se quejó Haley, quien es afroamericana.

“Pero estos inmigrantes que vienen aquí han estado violando a la gente, también han estado irrumpiendo en las casas. Son como salvajes, no hablan el idioma y nos miran como si estuviéramos locos”, se escucha a la líder decir en el audio revelado por Patrick Watson, expresidente de NAACP en el condado DuPage.

Watson renunció el martes pasado a su posición y pidió a Haley seguir sus pasos.

Por su parte el gobernador de Illinois, el demócrata Jay Robert Pritzker, calificó los comentarios de Haley de “reprensibles”.

“Espero que ella se disculpe por los comentarios. También creo que la gente debería reconocer que los inmigrantes en este país están a nuestro alrededor”, dijo Pritzker a los medios el miércoles.

Chicago afronta una crisis humanitaria por la llegada de inmigrantes a la ciudad, en su mayoría enviados por el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott.

Según cifras de la Alcaldía y organizaciones civiles de ayuda, de un total de 23.000 personas que llegaron huyendo de la violencia y el colapso económico en sus países de origen durante el último año, todavía quedan varios miles que viven en carpas y campamentos improvisados frente a estaciones de policía o en el aeropuerto O’Hare de Chicago.