La Oferta

February 21, 2024

Congresistas demócratas piden a Abbott que deje de “politizar la reubicación de migrantes”

Fotografía de archivo de la congresista de Illinois, Delia Ramírez. EFE/Lenin Nolly

Los Ángeles, 21 dic (EFE).- Los congresistas demócratas Jesús “Chuy” García, Delia Ramírez (ambos de Illinois) y Verónica Escobar (de Texas) emitieron este jueves una declaración en la que exhortaron al gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, a que deje de “politizar la reubicación de migrantes y solicitantes de asilo”.

“Escribimos juntos, unidos en nuestro llamado al estado de Texas y al gobernador Greg Abbott para que dejen de politizar la reubicación de migrantes y solicitantes de asilo y tomen en serio la necesidad de coordinar más ampliamente los esfuerzos entre las ciudades fronterizas del sur, como El Paso, y ciudades del interior como Chicago”, escribieron los miembros de la Cámara de Representantes.

Dijeron que la situación en comunidades fronterizas como El Paso requiere atención y acción urgentes. “Satisfacer las necesidades de los niños y las familias vulnerables exige nuestra cooperación. Sin embargo, el gobernador Abbott ha optado por aprovechar este momento sin precedentes de migración global para ganar puntos políticos”, manifestaron.

“El gobernador Abbott ha demostrado repetidamente que no está tratando de encontrar soluciones a los desafíos que enfrentan ciudades como El Paso al recibir a los recién llegados. Si estuviera buscando soluciones fomentaría una colaboración más efectiva en los lugares de aterrizaje con ciudades como Chicago”, argumentaron.

En vez de ello, añadieron, Abbott “insiste en enviar autobuses y aviones desde El Paso a Chicago sin manifiestos completos, a sitios de aterrizaje no designados, en los fríos inviernos de Chicago”.

El estado de Texas ha enviado desde el año pasado unos 80.000 migrantes en autobuses a ciudades gobernadas por demócratas en otros estados, incluyendo aproximadamente 23.800 a Chicago, como parte de las medidas de Abbott para enfrentar el flujo migratorio desde México.

En un esfuerzo por atajar la crisis generada por la masiva llegada de extranjeros desde Texas, el Concejo de Chicago impuso la semana pasada sanciones a los operadores de autobuses que lleven migrantes a la ciudad sin coordinarse con las autoridades locales.

Texas respondió esta semana enviando a Chicago más de 100 migrantes en un avión privado, según confirmaron el miércoles las autoridades de la ciudad.

Al respecto, los congresistas dijeron en su declaración que “las ordenanzas recientes de Chicago tienen como objetivo garantizar que quienes sean reubicados en Chicago sean recibidos en un lugar humano, seguro y cálido a una hora acordada”, y añadieron que de no ser por las acciones de Abbott “tales ordenanzas serían innecesarias”.

Señalaron que “es trabajo del Congreso ofrecer soluciones legislativas que defiendan nuestros valores y la humanidad compartida”, y que si bien ellos trabajan con ese fin, “es nuestra responsabilidad colectiva velar por la seguridad de las familias bajo nuestro cuidado colectivo”.

“Si el gobernador Abbott dejara de perder tiempo y recursos creando caos, se podría hacer más para apoyar a las organizaciones locales involucradas en la ayuda a los migrantes y compartir la responsabilidad de reubicar humanamente a las familias en todo nuestro país”, concluyeron.