La Oferta

February 24, 2024

Alguacil disfrazado de duende ‘Grinch’ ofrece cebollas en vez de multas de tráfico

Fotografía cedida por la Oficina de noticias de los Cayos de Florida donde aparece el coronel de la Oficina del Alguacil del Condado de Monroe, Lou Caputo (d), disfrazado del duende ‘Grinch’, apoyándose en el hombro del sargento James Hager (i), mientras este usa un dispositivo de medición láser para verificar la velocidad de los automovilistas que viajan por la autopista cercana a la escuela primaria Key Largo hoy viernes en Cayo Largo, Florida. EFE/Andy Newman/Florida Keys News Bureau

Miami, 22 dic (EFE).- ¿Multa o cebolla? Esta es la pregunta que el malvado duende verde navideño ‘Grinch’ hace a los automovilistas que se excedan ligeramente de los límites de velocidad en zonas escolares cercanas a la autopista que recorre los Cayos de Florida, en el extremo sur de Estados Unidos.

El coronel Lou Caputo, de la oficina del alguacil del condado de Monroe, fiel a una tradición navideña, se volvió a poner el disfraz de ‘Grinch’ este viernes y, junto a otros agentes, comenzó a observar en el radar la velocidad de los automóviles que pasaban por los alrededores de la escuela primaria de Cayo Largo en la costa sur de Florida.

A Caputo se le ocurrió la idea hace 21 años y luego se convirtió en una tradición navideña con la que recuerda a los automovilistas que deben obedecer los límites de velocidad y mantenerse alejados de los teléfonos celulares en las zonas escolares.

“Les damos a nuestros infractores una opción”, indicó en un comunicado el oficial, quien aclara que, en el marco de la temporada navideña, el duende solo se le aparece a aquellos que van unas pocas millas por hora por encima del límite de velocidad, y les da a elegir entre multa o cebolla.

Los más veloces, los infractores en exceso, están sujetos a una multa en toda regla por parte de las autoridades locales.

Caputo explicó que cuando un automóvil es detenido, los agentes uniformados verifican la matrícula del vehículo y la licencia de conducir. Si todo está en orden, le piden al automovilista que espere en el coche. Entonces es cuando aparece el Grinch para charlar con el conductor desprevenido y a menudo asustado.

“Hemos tenido momentos en los que la gente contempla cuáles son sus opciones y qué van a elegir”, dijo. “Puedo decirte que, si eligen la multa, probablemente los tendremos que sacar del auto para hacerles una prueba de sobriedad”, añadió.

A pesar del humor, Caputo recalca que hay un trasfondo serio en este inusual proyecto, como es promover la seguridad vial en zonas escolares.

El duende verde que personifica el agente policial se basa en el personaje de ficción creado por Theodor Seuss Geisel, al que da vida en el libro infantil de 1957 ‘¡Cómo El Grinch robó la Navidad!’, muy popular en Estados Unidos y que fue llevado al cine en 2018.