La Oferta

March 1, 2024

Critican cargos de asesinato contra inmigrante por la muerte natural de policía en Florida

Fotografía de archivo de un hombre detenido y esposado. EFE/Jeff Scheid

Miami, 31 dic (EFE).- La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, en inglés), el mayor y más antiguo grupo latino de EE.UU., criticó este domingo el proceso judicial emprendido en Florida contra un inmigrante guatemalteco, acusado de homicidio involuntario por la muerte de un policía que falleció por causas naturales.

Virgilio Aguilar Méndez, de 18 años, enfrenta cargos relacionados con el fallecimiento de Michael Paul Kunovich, un sargento del Departamento del Alguacil del condado St. Johns (Florida).

El joven inmigrante fue acusado de homicidio involuntario agravado y un delito grave por resistirse al arresto por los hechos ocurridos la noche del pasado 19 de mayo, cuando Kunovich lo detuvo cuando iba caminando en una calle de Jacksonville.

En un comunicado, LULAC calificó la acusación como “prematura e injusta” considerando las circunstancias que rodearon el altercado.

Según los documentos judiciales, Kunovich dijo que había una persona sospechosa parada afuera de un negocio y le ordenó que se detuviera pero este no lo obedeció inmediatamente.

El video de la cámara corporal del sargento muestra a Aguilar Méndez momentos después tratando de contestar las preguntas de Kunovich a pesar de que no habla inglés.

El migrante, que trabajaba en el campo, se disculpó con el oficial y le señaló el hotel dónde se estaba quedando.

El encuentro escaló cuando Kunovich intentó registrar los bolsillos del guatemalteco. Dos oficiales más llegaron en ese momento y ayudaron a someter a Aguilar Méndez en el suelo, después de aplicarle varias descargas eléctricas.

Luego Kunovich se desplomó en el lugar y fue llevado al hospital donde murió. La autopsia determinó que murió debido a una arritmia cardíaca.

“No debemos culpar por esa muerte a este joven que fue blanco de fuerza excesiva por parte de la policía y tácticas de grupo por parte de otros agentes que llegaron al lugar”, advirtió en el comunicado Domingo García, presidente de LULAC.

Calificó de “repugnante” el procedimiento realizado por los tres policías contra Aguilar Méndez, cuando no había sospechas creíbles de que hubiera cometido algún delito.

El migrante guatemalteco ha permanecido detenido desde mayo pasado y un juez pospuso hasta enero su decisión una audiencia para considerar una fianza o retirar los cargos.

Eliseo Santana, director de LULAC Florida, cargó contra la nueva ley antiinmigrante SB-1718 de Florida y dijo que la medida, aplicada desde julio pasado, “ha empoderado a muchos a ver a todos los hispanos como criminales e indeseables”.

El activista floridano enfatizó que los cargos contra Aguilar Méndez deben ser “reexaminados” a fondo y retirados.

El migrante también enfrenta una orden de detención por parte de las autoridades de inmigración por ser indocumentado.