La Oferta

July 22, 2024

Un divertido Ryan Gosling, más Barbie que nunca, roba el protagonismo en los Óscar

Emily Blunt (i) y Ryan Gosling (d) durante la ceremonia de los premios Óscar. EFE/CAROLINE BREHMAN

Los Ángeles (EE.UU.), 10 mar (EFE).- El actor canadiense Ryan Gosling se enfundó este domingo de nuevo el traje de Ken para interpretar ‘I’m just Ken’, y recibió una de las mayores ovaciones de la noche, con todo el auditorio puesto en pie.

Gosling comenzó cantando desde el patio de butacas, sentado detrás de su compañera de reparto, Margot Robbie, Vestido con un traje rosa adornado con pedrería, guantes rosas y gafas de sol, el actor estuvo acompañado por un numeroso cuerpo de baile.

‘I’m just Ken’ era uno de las dos temas de la película ‘Barbie’ que competían por el Óscar, que finalmente fue para ‘What was I made for?’, interpretada por Billie Eilish y Finneas O’Connell, que ya se había hecho esta temporada con el Grammy a mejor canción escrita para medios audiovisuales.

Eilish y O’Connell también se subieron al escenario del teatro Dolby primero para interpretar la canción y luego para recoger el premio.

‘The fire inside’, interpretada por Becky G para la cinta de Eva Longoria ‘Flamin’ Hot’; ‘It never went away’, de la película de Matthew Heineman ‘American Symphony’, y ‘Wahzhazhe (A Song for my People), del filme de Martin Scorsese ‘Killers of the Flower Moon’, completaron las nominaciones y las actuaciones de la gala.

Gosling no acudió a la gala solo para cantar: estaba nominado a mejor actor de reparto por ‘Barbie’, un éxito de taquilla estadounidense e internacional que sumó en esta edición ocho candidaturas, incluida la mención a mejor película, pero no a mejor dirección (Greta Gerwig) ni a mejor actriz (Margot Robbie).

Sin embargo el Óscar a mejor actor de reparto fue para Robert Downey Jr. por ‘Oppenheimer’. Es la tercera nominación fallida de Gosling, que fue también candidato por ‘Half Nelson’ (2006) y ‘La La Land’ (2016).

Mark Ronson, autor de ‘I’m just Ken’ junto con Andrew Wyatt, había afirmado a la revista Variety que era su sueño que Gosling la interpretara en directo en la ceremonia y que si él se negaba no veía factible que se mantuviera esa actuación con otro cantante.