La Oferta

April 12, 2024

A ritmo de los panderos de plena cuestionan a Kamala Harris qué hace en Puerto Rico

Miembros del grupo ‘Jornada Se Acabaron las Promesas’ protestan este viernes contra la visita de la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, en San Juan (Puerto Rico). EFE/ Thais Llorca

San Juan, 22 mar (EFE).- Ataviados con panderos, un grupo artistas del género musical de plena cuestionaron este viernes en forma de protesta a la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, qué hacía en Puerto Rico y qué le parecía “la colonia”.

Esta manifestación de protesta no ha sido la única durante la visita a la isla de la vicepresidenta, quien ha destacado el apoyo de la Administración Biden-Harris a Puerto Rico y también ha participado en un evento de recaudación de fondos para la campaña electoral.

Muchos en Puerto Rico han visto esta visita en clave electoral, ya que aunque los residentes en la isla no pueden votar en las presidenciales de EE.UU., la diáspora puertorriqueña es muy numerosa.

“¡Queremos saber, queremos saber Kamala, que es lo que viniste a hacer”, cantaron varios músicos a Harris mientras ella bailaba y desconocía el significado de las letras, al término de la visita a un centro comunitario en San Juan.

La plena es un género musical originario de Puerto Rico que tiene sus raíces en los esclavos y trabajadores de caña de azúcar, los agricultores y otros emigrantes a las zonas urbanas de la isla caribeña.

Otro de los versos que corearon los manifestantes fue: “¡Queremos saber qué piensas de la colonia!”, haciendo referencia al estatus político de Puerto Rico.

Puerto Rico es territorio estadounidense desde 1898 y actualmente un Estado Libre Asociado, con Constitución propia y con un importante grado de autonomía, aunque EE.UU. se reserva apartados como defensa, moneda, inmigración y aduanas, entre otros.

“Gringos, go home” (Estadounidenses, iros a casa) fue el eslogan que repitieron varios puertorriqueños en el barrio de Santurce, en San Juan, donde se desplegaron agentes de la Unidad de Operaciones Tácticas (UOT, por sus siglas en inglés).

Además, uno de los manifestantes sostenía un cartel que decía ‘Kamala Harris criminal de guerra’ y otro llamó genocidas a Estados Unidos e Israel.

Ha levantado especial polémica un acto de campaña de recaudación de fondos en el que, según los medios puertorroqueños, a los potenciales contribuyentes se les solicitaba donar entre 25.000 y 100.000 dólares.

En ese acto, Harris hizo hincapié en la diferencia en el trato hacia Puerto Rico de la Administración de Joe Biden y la de Donald Trump, algo importante de cara a las elecciones de noviembre.

Asimismo, una veintena de personas realizó por la mañana una protesta simbólica en San Juan en contra de la visita de Harris, de la violencia de Israel contra Palestina y de la situación colonial de Puerto Rico.

Acompañaron a la vicepresidenta en su visita a Puerto Rico la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, y la subsecretaria de Vivienda y Desarrollo Urbano, Adrianne Todman.

Durante esta jornada, la vicepresidenta también visitó una vivienda en el municipio puertorriqueño de Canóvanas que se benefició de fondos federales de emergencia invertidos por su Administración para ayudar a la reconstrucción de Puerto Rico tras el paso del devastador huracán María en 2017.

Se trata de la primera visita de Harris como vicepresidenta a Puerto Rico, adonde viajó siendo senadora tras el paso del huracán María en el 2017.