La Oferta

April 13, 2024

Seguros de vivienda en Florida, los más altos de EE.UU.

Fotografía cedida por Pitch Public Relations donde aparece Cassie Sheets, una experta en coste de seguros de vivienda que trabaja como especialista en data de Insurify, un sitio web de comparación de seguros. EFE/Pitch Public Relations

Miami, 1 abr (EFE).- Los propietarios de vivienda en Florida pagaron en 2023 un promedio anual de casi 11.000 dólares por la prima de seguro, la más alta de EE.UU., un coste que se hace insostenible para muchas familias y que en 2024 se proyecta que aumente un 7% más, según un informe divulgado este lunes por Insurify.

Pagar los elevados costes del seguro de vivienda en Florida, que registró una diferencia de 8.619 dólares respecto del promedio nacional en 2023, se está convirtiendo para muchas familias de clase media en una misión casi imposible en los últimos años, especialmente en el sur del estado.

Las ciudades de Hialeah, Miami, Fort Lauderdale, Hollywood y West Palm Beach, en este orden, sufren las primas de seguros más altas del país, con un promedio por encima de los 11.000 dólares anuales, según el estudio de Insurify, un sitio web de comparación de seguros.

Si lo comparamos con los 918 dólares anuales que pagan los residentes en Vermont, la diferencia puede resultar incosteable, especialmente para las familias que tienen que hacer además frente a una hipoteca y sufren el desajuste entre estos elevados precios y sus modestos salarios.

Las aseguradoras sostienen que la vulnerabilidad de estas zonas ante los efectos climatológicos y desastres naturales, principalmente el impacto de los huracanes, es el factor determinante en la escalada del coste de los seguros de vivienda.

“Florida es azotada por devastadoras tormentas tropicales con más frecuencia que la mayor parte del país. Es costoso reparar los daños y un gran volumen de reclamaciones sobrecarga a las compañías de seguros”, que recurren al “reaseguro” y esto genera un “aumento de las tarifas” con primas más altas, explicó a EFE Cassie Sheets, especialista en data de Insurify.

Nueve de cada diez residentes en Florida (91%) están preocupados con las tarifas de su seguro, y el 59% cree que sus finanzas personales están peor que hace un año, según un sondeo de noviembre pasado de la compañía Cygnal.

No obstante, múltiples factores contribuyen a profundizar la crisis de la industria de los seguros, como las reclamaciones fraudulentas, las demandas frívolas o la inflación.

Una crisis que ha hecho tambalear de tal manera esta industria en Florida que más de una docena de compañías de seguros de hogar se han declarado insolventes desde 2019.

El éxodo de las aseguradoras de vivienda tuvo su punto de inflexión en 2022, tras el paso del huracán Ian, que causó 112.000 millones de dólares en daños (109.000 millones de dólares solo en Florida), lo que convirtió a este fenómeno meteorológicos en el más destructivo en la historia del estado, según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA).

El impacto devastador de Ian llevó en diciembre de 2002 al gobernador de Florida, Ron Desantis, a firmar una ley con un fondo de reaseguro de 1.000 millones de dólares para brindar alivio a los propietarios de viviendas afectadas y mejorar supuestamente el mercado de seguros de la propiedad, que ya estaba en estado crítico.

Pero, a pesar de las recientes reformas en el sector, encontrar un seguro privado de vivienda es tan difícil para los propietarios que la aseguradora respaldada por el estado, Citizens Property Insurance, es ahora la más grande de Florida.

Una forma de reducir el coste de la prima de seguro e incluso obtener descuentos con algunas aseguradoras, recomendó Sheets, es “instalar ventanas antiimpacto, contraventanas antihuracanes o un techo que cumpla con los estándares de construcción fortificado”.

Aún así, las diferencias del costo del seguro entre grandes urbes son gigantescas.

En Miami, por ejemplo, el propietario con una cobertura de vivienda de 300.000 dólares pagó una prima de 16.717 dólares en 2023, mientras que “los propietarios pagaron una fracción de eso” en ciudades como Nueva York (2.917) o Los Ángeles (2.251), resaltó la experta.

Así, la tasa anual promedio en Estados Unidos subió un 19,8% entre 2021 y 2023, de 1.984 a 2.377 dólares, y se prevé un incremento del 6% en 2024 tras un alza de una media de un 20% en los últimos dos años, según el reporte.

Los estados con seguros más caros en 2024 son Florida (11.759 dólares), Luisiana (7.809), Oklahoma (5.711), Texas (4.437) y Misisipi (4.482).

Este problema se suma en Miami y el sur de Florida a la significativa escasez de vivienda disponible, lo que está obligando a muchos a mudarse a áreas aledañas en busca de opciones más asequibles.

El estudio se llevó a cabo en febrero pasado y examinó 700 contratos y pólizas de propietarios de viviendas con edades entre 22 y 59 años.