La Oferta

May 23, 2024

Empresarios de EE.UU. presentan demanda para evitar la fuga de trabajadores a la competencia

Archivo. EFE/Yonhap/

Washington, 24 abr (EFE).- La Cámara de Comercio de Estados Unidos, la mayor agrupación empresarial del país, presentó este miércoles una demanda ante un tribunal de Texas con el objetivo de evitar la fuga de trabajadores a la competencia.

La demanda se dirige específicamente contra una normativa anunciada ayer por Comisión Federal de Comercio (FTC) para prohibir aquellas cláusulas en los contratos que impiden a los empleados ir a trabajar para la competencia, una iniciativa con la que se busca dotar de mayor flexibilidad en el mercado laboral estadounidense.

En esa demanda, la Cámara de Comercio de Estados Unidos argumenta que la decisión de la FTC es ilegal y que dicho organismo no tiene competencias para emitir esa normativa.

En un comunicado, la presidenta de la Cámara de Comercio, Suzanne Clark, afirmó que la decisión de FTC “sienta un precedente peligroso” y “puede perjudicar a los empresarios, a los trabajadores y a la economía”.

La nueva norma, de alcance nacional, establece que las llamadas cláusulas de no competencia violan la ‘FTC Act’, que fue aprobada por la agencia con tres votos a favor y la oposición de dos comisarios republicanos.

Este tipo de cláusulas prohíben a ciertos empleados ir a trabajar a la competencia durante cierto tiempo o fundar empresas en especializadas en las que se ha trabajado bajo algunas circunstancias.

La FTC considera que esta regulación aumentará los salarios al permitir mayor competencia en puestos de trabajos calificados, una de las grandes carencias del mercado laboral estadounidense.

La comisión estima que unos 30 millones de estadounidenses, el 18% de toda la fuerza laboral, están sujetos a cláusulas de no competencia y que el aumento salarial medio de esta medida será de unos 524 dólares al año.

La nueva norma entrará en vigor dentro de 120 días tras su publicación en el Registro Federal, aunque es posible que patronales o empresas se opongan a esta norma en los tribunales para evitar su puesta en marcha.