La Oferta

July 22, 2024

Congresistas demócratas urgen a Biden tomar medidas ejecutivas en la frontera sur de EE.UU.

Washington, 7 may (EFE).- Un grupo de catorce congresistas demócratas han pedido este martes al Gobierno del presidente Joe Biden que tome medidas ejecutivas “inmediatamente” en la frontera de Estados Unidos con México.

Los representantes a la Cámara de California, Nuevo Hampshire, Arizona, Nevada, Pensilvania, Michigan, Kansas y Minesota, entre otros, instaron en una carta a la Casa Blanca a tomar “medidas para restablecer el orden en la frontera sur y arreglar nuestro fallido sistema de inmigración”.

La misiva encabezada por la congresista Angie Craig, de Minesota, y Mike Levin, de California, subraya que la situación actual en la frontera sur del país es “insostenible”.

La Administración Biden ha enfrentado críticas sobre su política migratoria y el manejo de la frontera por parte de los republicanos, que promovieron un juicio político en contra del secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, responsable de la gestión de la frontera.

El expresidente Donald Trump (2017-2021) en su campaña para las elecciones de noviembre también ha arremetido contra el mandatario estadounidense al asegurar que el demócrata mantiene “las fronteras abiertas”.

No obstante, Biden y los demócratas se han defendido achacando al Partido Republicano el hundimiento de un proyecto bipartidista que reestructuraba el sistema de asilo y daba más poder al Gobierno para el manejo de la frontera.

En la carta, los congresistas demócratas hicieron referencia al fallido intento.

“Con los republicanos jugando a la política en materia de seguridad fronteriza, es hora de que su Administración actúe”.

“Le instamos a utilizar todas las herramientas a su disposición, incluida la acción ejecutiva, para abordar mejor la seguridad en la frontera sur, prohibir el fentanilo ilícito y permitir una inmigración legal ordenada”, agregaron los demócratas.

La inmigración se ha colocado como uno de los temas centrales en la carrera por la presidencia de EE.UU., con más de un 28 % de los estadounidenses señalándolo como el principal “problema” del país, según una encuesta de Gallup publicada en febrero.