La Oferta

June 14, 2024

UAW pierde la votación para sindicar planta de Mercedes-Benz en el sur de EE.UU.

Archivo. EFE/EPA/ANNA SZILAGYI

Washington, 17 may (EFE).- El sindicato United Auto Workers (UAW) ha perdido la votación para sindicalizar la planta de montaje de automóviles de Mercedes-Benz en Alabama (EE.UU.), según los datos provisionales dados a conocer este viernes por la organización.

Alrededor del 56% de los empleados de la planta de Mercedes-Benz en Tuscaloosa, la única en Estados Unidos del fabricante alemán, que votaron (unas 2.642 personas) rechazaron la sindicalización mientras que un 44% (2.045 personas) se mostraron a favor.

La votación se inició el pasado 17 de mayo y concluyó este viernes.

Es la primera gran derrota del sindicato UAW desde que Shawn Fain fue nombrado presidente de la organización a principios de 2023.

A finales de 2023, UAW firmó con GM, Ford y Stellantis nuevos convenios colectivos que aseguran subidas salariales de un 25% a los trabajadores de las tres empresas, repartidas durante los próximos cuatro años, además de otras mejoras laborales.

Tras la firma de los convenios colectivos, Fain anunció que sus esfuerzo se concentrarían en sindicalizar a los trabajadores de los otros fabricantes de automóviles en el país, especialmente en el sur del país, cuyos gobiernos conservadores se oponen vehementemente a la entrada de los sindicatos.

Y el pasado 19 de abril, UAW consiguió una victoria histórica cuando la mayoría de los trabajadores de la planta de Volkswagen en Chattanooga, en el estado de Tenessee, aprobaron unirse a UAW.

La votación en Chattanooga fue la primera vez en la historia en que los trabajadores de una planta de montaje de automóviles situada en el sur de Estados Unidos (tradicionalmente más hostil a los sindicatos), y que no pertenece a los tres fabricantes estadounidenses (General Motors, Ford y Stellantis), aprobaron unirse a UAW.

UAW ha denunciado en varias ocasiones las presiones y maniobras del grupo Mercedes-Benz para evitar que los trabajadores de Tuscaloosa se uniesen al sindicato.

El 16 de mayo, UAW reveló que las autoridades alemanas habían lanzado una investigación contra el fabricante por “su conducta ilegal anti-sindicalista” en la planta de Tuscaloosa.

La gobernadora de Alabama, Kay Ivey, también se opuso públicamente a la sindicalización de la planta y, junto con varios gobernadores del sur del país, publicó un comunicado en el que aseguró que los puestos de trabajo estaban en peligro si los trabajadores se unían a UAW.