La Oferta

June 14, 2024

México se dice “muy satisfecho” con la decisión de la CIJ en su conflicto con Ecuador

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador habla durante su conferencia de prensa matutina en el Palacio Nacional en la Ciudad de México (México). EFE/ Isaac Esquivel

Ciudad de México, 23 may (EFE).- La Cancillería mexicana se dijo “muy satisfecha” por la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) este jueves sobre su demanda contra Ecuador, mientras que el presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó que haya rechazado las medidas cautelares que pedía México.

Afuera de la CIJ en La Haya, el consultor jurídico de la Cancillería mexicana, Alejandro Celorio, expresó a los medios que “el Gobierno de México se siente muy satisfecho por la orden emitida hoy”, mientras que López Obrador confió en su conferencia matutina en que la demanda prospere cuando ocurra el fallo definitivo.

“Son medidas cautelares, todavía no termina el juicio, lo que se pedía en las medidas cautelares era que se protegiera la embajada. Yo pienso que sí (prosperará la demanda), nada más que va a llevar tiempo y es importante que quede el precedente para que nunca más se vuelva a violar el derecho internacional”, declaró el mandatario.

El gobernante mexicano reaccionó a la resolución de la CIJ, que de forma unánime rechazó las medidas cautelares solicitadas tras el asalto de la Policía de Ecuador a la Embajada de México en Quito el 5 de abril para detener a Jorge Glas, exvicepresidente de Rafael Correa (2007-2017), que estaba ahí asilado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador manifestó su “beneplácito” porque la Corte reconoció que el Gobierno ecuatoriano ya había garantizado por escrito el respeto a la sede diplomática mexicana.

Celorio comentó en La Haya que, “si bien México no recibió las medidas provisionales solicitadas ante la Corte, sí recibe lo que estaba buscando: un reconocimiento de que la inviolabilidad de los locales (diplomáticos) es absoluta, no acepta excepciones, y el compromiso de Ecuador de que no ingresará a los locales de México”.

Pero desde el Palacio Nacional, López Obrador expresó su desconfianza hacia el Gobierno del ecuatoriano Daniel Noboa.

“No tenemos mucha confianza, pero yo creo que el mismo pueblo hermano de Ecuador va ayudar a cuidar los bienes de México en ese país. No le tenemos confianza al Gobierno, pero sí al pueblo ecuatoriano porque somos pueblos hermanos”, compartió.

Noboa se mostró abierto a arreglar las diferencias con México en una entrevista con EFE el viernes pasado en España, siempre y cuando “se respete el principio de la no intervención y no inmiscuirse en temas judiciales”, además de no permitir que Glas, preso por corrupción, obtenga asilo.

Al respecto, López Obrador aseveró que él no está “buscando el diálogo con quien no respetó la soberanía” de México y que el conflicto “ya está en la Corte Internacional y allá se va a resolver todo a través de la Corte”.

“Tampoco está contemplado para nosotros mantener relaciones, si no ofrecen una disculpa pública, primero. Segundo, que respeten el derecho de asilo. Tercero, que se comprometan a la no repetición”, advirtió.

“Y cuarto, que es lo que estamos planteando en la Corte, que cualquier Gobierno que actúe como lo hicieron en Ecuador se le expulse de Naciones Unidas. Así de claro”, terminó.