La Oferta

June 14, 2024

Bad Gyal trae ‘La joia’ a Nueva York como una diva pero no encuentra el calor del público

La cantante española de reguetón Bad Gyal ofrece un concierto en Brooklyn, Nueva York, EEUU, en la noche del jueves 24 de mayo. EFE/Ángel Colmenares

Nueva York, 25 may (EFE).- La cantante española Bad Gyal trajo en la noche del viernes su gira ‘La Joia 24 Karats’ a Nueva York, donde mostró su faceta de diva en un espectáculo en el que no faltó el ‘twerk’ pero sí algo de conexión con el público.

Alba Farelo -su nombre real- se definía en una entrevista con EFE el pasado enero como una ‘diva’, una característica que acentúo hoy en la sala Great Hall de Brooklyn, donde actuó frente a unas 1.000 personas.

La artista subió al escenario 1 hora y media más tarde de lo previsto, un gesto que desesperó notablemente a sus fans, quienes llegaron a abuchear a uno de los DJs teloneros y que pidieron a gritos la entrada de la cantante en el escenario.

Y es que el calor -fuera del recinto hacía unos 26 grados centígrados- y la falta de un aire acondicionado potente en la sala tensaron a sus seguidores, que se peleaban por conseguir alguna de las botellas de agua que la organización repartía cada tanto.

No obstante, pese a la larga espera el público estalló en júbilo cuando, a las 10:30 de la noche, Bad Gyal hizo su entrada en el escenario, acompañada de sus cuatro bailarines.

Haciendo gala de su habitual autotune, la catalana dio comienzo al ‘show’ con ‘La que no se mueva’, que no logró hacer bailar a sus fans (tal vez por el cansancio, pues muchos habían llegado al recinto a las siete de la tarde).

Vestida con un pantalón, un top corto de color negro, accesorios de diamantes y unas grandes gafas de sol, Bad Gyal pasó a interpretar ‘Perdió este culo’ y ‘Kármika’, con el aire de un ventilador ondeando su cabello y resaltando su aspecto de estrella.

Si bien gran parte del público era español y latino, sorprendía la cantidad de estadounidenses que acudieron a ver a la artista, que en los últimos años ha ganado reconocimiento en el país gracias, en parte, a sus colaboraciones con otros cantantes muy reconocidos aquí, como Rauw Alejandro o Anitta.

Un baile a la altura 

El baile -especialmente el ‘twerk’- no faltó en el show, en el que destacaron especialmente sus cuatro bailarines, que lo dieron todo perreando en el escenario al ritmo de canciones como ‘44’ o ‘Así soy’.

Recientemente, la catalana fue criticada por su actitud poco activa en los conciertos, donde su seriedad al moverse contrastaba con las letras atrevidas y los ritmos pegajosos de sus canciones.

Aunque hoy mantuvo esta seriedad en muchas ocasiones -especialmente en ‘Aprendiendo el sexo’, que interpreta sentada al lado de uno de sus bailarines- la artista mejoró su presencia escénica y supo compensar su seria expresión facial con sus complejos movimientos.

Aún así, en el concierto faltó algo de conexión con los espectadores, ya que, además de las dos ocasiones en que se detuvo a dar las gracias a sus fans de manera breve, no hubo más interacción de Bad Gyal con sus seguidores.

Un breve recorrido por sus grandes éxitos

La artista, que cuenta con más de 13 millones de oyentes mensuales en Spotify, cosecha ya decenas de temas que son todo un himno para la generación Z y que tuvieron un espacio en el ‘show’, aunque muchos en su versión acortada, como ‘Flow 2000’ o ‘Zorra’.

Por supuesto, no podía faltar en el ‘setlist’ uno de sus éxitos más recientes: ‘Chulo pt. 2’, en la que el público se dejó la voz en los versos de Tokischa, posiblemente los más explícitos de todo el tema.

El broche final del concierto lo puso, cómo no, ‘Fiebre’, la canción más escuchada de Bad Gyal en Spotify y la que le llevó a ser ‘la más pegá de España’, como ella se denomina en sus canciones. Quizá, en algún momento, lo sea también en Estados Unidos.