La Oferta

July 14, 2024

La Fed necesita “más confianza” para bajar los tipos pero dibuja un escenario favorable

Archivo. EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Washington, 5 jul (EFE).- La Reserva Federal (Fed) estadounidense continúa sin tener la confianza suficiente para comenzar a implementar bajadas de tipos de interés, aunque el panorama es favorable gracias a las últimas caídas de la inflación y a un mercado laboral mejor equilibrado.

Así se desprende del informe sobre política monetaria semestral elaborado por el banco central, que fue publicado este viernes y que la semana que viene será presentado en el Congreso estadounidense.

“El Comité no espera que sea apropiado reducir el rango objetivo (de los tipos de interés) hasta que haya ganado mayor confianza en que la inflación se está moviendo de manera sostenible hacia el 2%”, afirma el texto, una posición similar a la mostrada por el organismo en sus últimas reuniones.

Y es que reducir demasiado pronto o demasiado los tipos “podría dar lugar a una reversión del progreso en materia de inflación”, en un momento en el que los precios han caído “notablemente el año pasado” y el indicador ha mostrado “un modesto progreso en lo que va del año”. En mayo, el último dato conocido, la inflación bajó una décima hasta el 3,3%.

Las expectativas de inflación a largo plazo, señala la Fed, “están dentro del rango de valores observados en la década anterior a la pandemia y continúan siendo en general consistentes” con el objetivo a más largo plazo de llegar al 2%.

En cuanto al desempleo, otro de los indicadores que observa de cerca la Fed, el aumento del empleo en estos meses “ha sido fuerte y la tasa de desempleo sigue siendo baja”.

“A medida que las vacantes de empleo continuaron disminuyendo y la oferta laboral siguió aumentando, el mercado laboral logró un mejor equilibrio durante la primera mitad del año”, apunta.

Según los últimos datos publicados este viernes, la tasa de desempleo en Estados Unidos subió una décima en junio y se situó en el 4,1%, mientras que se crearon 206.000 empleos netos, 12.000 menos que en mayo.

El equilibrio entre la oferta y la demanda laboral, apunta el regulador, “parece similar al del período inmediatamente anterior a la pandemia, cuando el mercado laboral estaba relativamente ajustado pero no sobrecalentado”.

Al mismo tiempo, la Fed destaca que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) real fue “modesto” en el primer trimestre, mientras que el crecimiento de la demanda interna privada se mantuvo sólido, respaldado por aumentos más lentos pero aún sólidos del gasto de los consumidores, un crecimiento moderado del gasto de capital y un fuerte repunte de la inversión residencial.

Este informe será presentado la próxima semana por el presidente de la Fed, Jerome Powell, en el Congreso, como hace por norma cada seis meses.

El martes lo presentará ante el comité bancario del Senado y el miércoles hará lo propio en la cámara baja, dos sesiones en las que admitirá preguntas de senadores y legisladores y en las que podría dar más pistas sobre si habrá, como se ha estimado, una bajada de tipos antes de fin de año.