La Oferta

May 23, 2022

Hispanos entre los más golpeados en condados con altas tasas de COVID-19

Una mujer camina con dos niños en Atlanta, Georgia. El confinamiento que obliga el coronavirus SARS-Cov-2 y la consecuente falta de ejercicio que conlleva pone en riesgo a los hispanos. EFE/Marcelo Weelock/Archivo

Cleveland (OH), 20 ago (EFE News).- Los hispanos son el grupo poblacional más grande que vive en condados con alta incidencia de coronavirus (COVID-19), según un estudio de los gubernamentales Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) difundido este jueves.

El centro, que analizó las disparidades raciales y étnicas en torno a la pandemia, halló que en 79 condados de 22 estados considerados “puntos calientes de coronavirus” se observa un desproporcionado número alto de casos entre las comunidades de color.

Entre los meses de febrero y junio, en el 92 % de esos 79 condados, que además poseen información desglosada por raza y etnicidad, habían disparidades de casos de COVID-19 en uno o más grupos raciales y étnicos minoritarios, de acuerdo a los investigadores de los CDC.

Según se detalla, 3,5 millones de hispanos residen en esos 79 condados, seguido de los afroamericanos con unos dos millones de personas, y los indígenas americanos y nativos de Alaska con 61.000 personas.

El estudio, que no da cuenta de disparidades en muertes por coronavirus, señala que entre las causas de esas disparidades figuran la discriminación y las desigualdades sociales, las políticas económicas y de vivienda, los hogares multifamiliares y el empleo en sectores esenciales como atención sanitaria, agricultura y las empacadoras de carne.

Precisamente, otra investigación de los CDC sobre brotes de COVID-19 en los lugares de trabajo encontró que en Utah el 58 % de los casos de COVID-19 asociados con brotes en el lugar de trabajo se produjeron en tres sectores: fabricación, comercio mayorista y construcción.

A pesar de representar el 24 % de los trabajadores de Utah en todos los sectores afectados, los trabajadores hispanos y los no blancos representaron el 73 % de los casos de COVID-19 asociados a brotes en el lugar de trabajo.

Según los CDC, las estrategias de mitigación deben ser “cultural y lingüísticamente sensibles a los trabajadores de minorías raciales afectados de manera desproporcionada por COVID-19”, y al mismo tiempo es necesaria la “recopilación de datos detallados” para comprender los tipos de trabajo en los que el riesgo de exposición es mayor.

Ambos informes aporta más evidencia de que las inequidades sociales y sanitaria han supuesto un mayor riesgo de infección y muerte por COVID-19 entre las comunidades de color.