Monday, March 01, 2021

Expertos advierten pérdida de visión en estudiantes por educación virtual

Cleveland (OH), 11 dic (EFE).- La educación virtual en tiempos de pandemia podría estar afectando la visión de los estudiantes, quienes pasan largas horas frente a computadoras y otro tipo de dispositivos electrónicos, cuyo uso también puede afectar la audición de los jóvenes, dijeron especialistas a Efe.

Según explicó a Efe la doctora Tameisha Fremong, oftalmóloga pediátrica del sistema de salud Mount Sinai en Nueva York, la fatiga visual digital, los dolores de cabeza y la resequedad en los ojos son algunos de los contratiempos ocasionados por la exposición prolongada a dispositivos electrónicos.

“Si se sientan muy cerca de la computadora o sostienen el teléfono o la tableta muy cerca, los ojos se verán forzados a sobreenfocar. Tomar descansos frecuentes de la pantalla con la regla 20-20-20 es lo ideal. Esto significa que cada 20 minutos, mire algo al menos a 20 pies (seis metros) de distancia durante 20 segundos”, dijo la experta.

Por su parte, la doctora Begoña Aristimuño, oftalmóloga pediátrica en Pensilvania, coincidió con las recomendaciones de Fremong y añadió que la fatiga visual digital causa síntomas como ojo reseco y problemas de parpadeo.

Según Aristimuño, el ojo reseco causa a su vez “visión borrosa y lagrimeo”, y destacó que cuando se está frente a una computadora el parpadeo se reduce más de 50 %. “Si una persona parpadea de 18 a 22 veces por minuto, cuando está frente a una computadora eso disminuye a de cuatro a siete veces por minuto. Además, cuanto más se concentran los estudiantes en el trabajo que están haciendo frente a la computadora, menos parpadean”, expuso.

Para Aristimuño, antes de la educación virtual ya los estudiantes se estaban enfrentando a problemas por la sobreexposición a juegos electrónicos, tabletas y celulares. “Ya había problemas de antemano y ahora está peor. La cantidad de pacientes que me están llegando ahora porque no pueden aprender o están teniendo dolores de cabeza es muchísimo mayor que lo que tenía antes”, detalló.

“Tengo muchos pacientes que tienen problemas de la vista, y si a esto le sumas los problemas de aprendizaje y le añades el aprendizaje virtual, es una situación compleja y grande”, acotó.

En cuanto a los problemas de audición, el doctor Diego Preciado, otorrinolaringólogo pediátrico del Centro Médico Nacional Infantil en Washington DC y profesor de la Universidad George Washington, señaló que por varios años los audífonos que se usan en dispositivos personales de música han causado un incremento en “el efecto de estar expuesto al ruido crónico” y llevado a una “incidencia mayor en la pérdida auditiva, especialmente en las frecuencias agudas, en los adolescentes”.

“Si la exposición al ruido no es demasiado alta, no debe ser tanto el riesgo”, destacó Preciado, pero advirtió que el uso excesivo de auriculares en general con volumen “demasiado alto” puede ocasionar pérdida auditiva.

Aun cuando no existen guías concretas sobre el límite de tiempo de exposición a un volumen alto, Preciado señaló que se deben tomar medidas especialmente con los auriculares modernos que permiten alcanzar “altos niveles de volumen”.

De igual forma, recomendó moderar el volumen en los audífonos a un nivel que no se escuche afuera del equipo como regla básica, y que el nivel del volumen no sea incómodo. “Si es incómodo hay daño, por lo que el volumen ideal debe ser aquel más bajo que puedas escuchar cómodamente”, puntualizó.