Sunday, October 24, 2021

Pence se inmuniza en público para disipar las dudas sobre la vacuna de la covid-19

El vicepresidente saliente de Estados Unidos, Mike Pence, se convirtió este viernes en el responsable gubernamental estadounidense de mayor rango que recibe la vacuna de la covid-19, mientras el presidente Donald Trump sigue sin aclarar si se la pondrá o cuándo. EFE/EPA/DOUG MILLS

Washington, 18 dic (EFE).- El vicepresidente saliente de Estados Unidos, Mike Pence, se vacunó este viernes en público contra la covid-19 para disipar la falta de confianza que la inmunización ha generado entre algunos ciudadanos, al igual que hicieron otros políticos, como Nancy Pelosi y Mitch McConnell, mientras el país espera la aprobación del suero de la farmacéutica Moderna.

Delante de las cámaras de televisión, Pence recibió la vacuna desarrollada por Pfizer y su socio alemán BioNTech, la primera en recibir el visto bueno en EE.UU., en un intento de convencer a los ciudadanos sobre la seguridad del preparado.

“No he sentido nada. Bien hecho”, dijo Pence en un acto en la Casa Blanca, donde le pusieron la primera dosis de la vacuna a él, a su esposa, Karen, y al director general de Salud Pública del Gobierno estadounidense, Jerome Adams.

TRUMP NO ESTÁ

Destacaba, sin embargo, la ausencia del presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, que no ha aclarado cuándo se pondrá la vacuna.

“No tengo programado que me pongan la vacuna, pero espero recibirla en el momento adecuado”, escribió Trump en Twitter el pasado domingo.

La portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, matizó este martes que el mandatario estaba “abierto” a ponerse la vacuna, pero que cree que “la gente vulnerable debe tener acceso antes” que él.

McEnany recordó que Trump se recuperó en octubre de la covid-19 y todavía tiene en su organismo “los efectos protectores del cóctel de anticuerpos” experimental que recibió entonces.

El recelo de los estadounidenses a la hora de ponerse la vacuna está disminuyendo: el 71 % está dispuesto a recibirla, según una encuesta de esta semana de la Kaiser Family Foundation, mientras que otro sondeo del centro Pew indicó a principios de diciembre que un 60 % planeaba ponérsela.

LOS POLÍTICOS BUSCAN DAR EJEMPLO

Más allá de la Casa Blanca y para que cundiera el ejemplo, este viernes se pusieron también la vacuna de Pfizer los líderes del Congreso: la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, y el jefe de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

Pelosi, de 80 años, publicó dos fotografías en Twitter del momento en que recibió el suero, acompañadas del mensaje: “Hoy, con confianza en la ciencia y bajo la dirección de la Oficina del Médico (del Capitolio), recibí la vacuna de la covid-19”.

“Conforme la vacuna se distribuya, todos debemos continuar llevando mascarilla, practicando la distancia social y otras medidas basadas en la ciencia para salvar vidas y aplastar el virus”, añadió Pelosi.

McConnell, de 78 años y superviviente de la poliomielitis, difundió en la misma red social una instantánea minutos después de haber recibido la vacuna, mientras recibía la cartilla de vacunación por parte de un sanitario.

“Acabo de recibir la vacuna segura, efectiva de la covid siguiendo los protocolos de continuidad del Gobierno. Con las vacunas es como se vence al virus”, señaló.

Precisamente, la seguridad de la vacuna ocupó buena parte de la sesión del jueves de un comité asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés), el ente regulador encargado de aprobar la comercialización de fármacos EE.UU.

Ese comité evaluó en dicha sesión la vacuna de Moderna, como paso previo a su autorización; al igual que hizo la semana pasada con la de Pfizer.

LA VACUNA A BIDEN, PARA EL LUNES

Otro político que quiere dar ejemplo con la vacuna es el presidente electo, el demócrata Joe Biden, que recibirá la primera dosis del preparado de Pfizer junto a su esposa, Jill, el próximo lunes en Wilmington (Delaware), donde reside.

Así lo anunció Jen Psaki, la elegida por Biden para ser la futura portavoz de la Casa Blanca, cuando sea investido el próximo 20 de enero, en una rueda de prensa telemática.

“Lo hará en público, lo que es importante para nosotros porque como (Biden) ha afirmado en muchas ocasiones hay que mandar un mensaje claro al público de que (recibir la vacuna) es seguro y coherente con los protocolos médicos”, indicó Psaki.