La Oferta

May 23, 2022

México Presente: Festival de Cine y La Voz de los Zapotecas

Rodolfo Quilantán Arenas, Cónsul General de México en Little Rock, Arkansas.

En esta nueva entrega de los artículos y actividades realizadas por el Cónsul Rodolfo Quilantán Arenas, durante su servicio diplomático en Guayaquil, Ecuador, transcribimos el siguiente, de su libro “México en la Cultura”. En él se “muestra de manera íntegra las publicaciones México Presente y Correspondencia México-Ecuador, editadas y difundidas por el consulado, bajo la dirección del entonces representante de dicha entidad”, destaca en la contraportada del libro publicado por el H. Cuerpo Consular de Guayaquil.  En cada entrega que el Cónsul Quilantán Arenas realizó, presenta la riqueza y diversidad cultural de un país pródigo y generoso.

Mexico Presente

Festival de cine. Con la cinta Lalo Guerrero: El Chicano Original, se inauguró en México el primer Festival de Cine Chicano en el que se exhibieron 50 cortometrajes, documentales y películas. Lalo Guerrero (1916-2005) es un ícono de la cultura hispana en Estados Unidos. Nacido en Arizona de padres mexicanos, es considerado el padre de la música chicana. Pachuco, Chicas Patas Boggie, Vamos a Bailar, Elvis Pérez, La Minifalda de Reynalda y Las Ardillitas de Lalo Guerrero, son algunas de las canciones que le dieron fama internacional. En 1997 el Gobierno de Estados Unidos le otorgó la Medalla Nacional de las Artes.

Fenece la voz de los zapotecas. A principios de mes murió en la Ciudad de México la voz centenaria de los zapotecas. Figura emblemática de la literatura mexicana y padre de la lengua zapoteca, Andrés Henestrosa nació el 30 de noviembre de 1906 en el pueblo de San Francisco Ixhuatlán, en el Estado de Oaxaca.

Durante sus primeros quince años su lengua maternal fue el zapoteco y al trasladarse a la capital del país empezó a aprender el español. Realizóestudios en la Escuela Normal de Maestros, en la Escuela Nacional Preparatoria, en la Escuela Nacional de Jurisprudencia y en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México. En 1927, su maestro Antonio Caso, le sugirió que escribiera los mitos, leyendas y fábulas que refería oralmente de sus ancestros y es así como nace Los Hombres que Dispersó la Danza (1929), obra en la que el maestro oaxaqueño recrea e inventa, en prosa llena de brío, cuentos y leyendas de su tierra zapoteca. Veintiséis relatos ricos en sabiduría y magia acompañados con ilustraciones de Francisco Toledo, su paisano.

En 1929 participó en la campaña de José Vasconcelos a la presidencia de México y recorrió el país dejando una serie de relatos en los que describe los usos y costumbre de pueblos mexicanos. En 1936 fue becado por la Fundación Guggenheim para realizar estudios acerca de la significación de la cultura zapoteca en América, que tuvieron como resultado la fonetización del idioma zapoteco, la creación de su alfabeto y la publicación de un Diccionario Zapoteca-Español.

En Nueva Orleans escribió Retrato de mi Madre (1937), que junto con la Visión de Anáhuac (1915) de Alfonso Reyes y Canek (1940) de Emilio Abreu Gómez, es una de las obras más reeditadas de la literatura mexicana y considerada como una de las más bellas páginas en que la evocación filial, ajena a todo sentimentalismo, se expresa con elocuencia sobria y vigorosa.

En 1964, Henesterosa ingresó a la Academia Mexicana de la Lengua. El tema de su lectura de ingreso fue Los Hispanismos en el Idioma Zapoteco, discurso que fue alarde de conocimiento profundo de los pliegues y repliegues de que está hecha la identidad cultural y lingüística mexicanas. Dedicó su vida al desarrollo de la cultura en México a través de su obra literaria, de su compromiso social y de su participación en la vida académica y pública.

Fue uno de los últimos juglares, malabarista de la palabra y escritor de poemas, ensayos, canciones y corridos. Su epistolario es espléndido: Los Cuatro Abuelos (1960), Sobre el Mi (1963), Una Confidencia a Media Voz (1973). José Luis Martínez (1918-2007), el curador de las letras mexicanas, dijo: Henesterosa tiene una importante labor crítica. Durante años escribió ensayos, artículos, relatos, dispersos en las páginas de revistas y periódicos como prólogos y acontribución en libros. En esta extensa obra, siguió una línea paralela a la de sus libros de creación: la exaltación de su pueblo y de nuestro pasado indígena.

En el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, el Gobierno y el pueblo de México rindieron tributo de cuerpo presente al poeta, narrador, ensayista, orador, político e historiador oaxaqueño, uno de los más grandes representantes de la cultura inmemorial de los zapotecas.

Enero 2008