Sunday, January 23, 2022

El Museo del Latino Estadounidense reclama sitio en el “Mall” de Washington

Un autobús turístico casi vacío transita cerca al Capitol Reflecting Pool, en el National Mall en Washington (EE.UU.). EFE/MICHAEL REYNOLDS/Archivo

Washington, 27 may (EFE News).- El Museo Nacional del Latino Estadounidense, ya aprobado por el Congreso, merece un sitio en el parque central o “Mall” rodeado de instituciones similares en el centro de Washington, afirmaron hoy sus promotores.

Más de un centenar de latinos prominentes en las artes, la economía, los medios y la política enviaron una carta en tal sentido a Lonnie G. Bunch, secretario del Instituto Smithsonian que administra otros museos en la zona.

“Queremos enfatizar cuán importante es la ubicación de este museo para nosotros y para las generaciones que vendrán”, indicó la carta.

Después de la aprobación del proyecto en el Senado en enero pasado los promotores tienen un plazo de 18 meses para presentar un plan concreto de la construcción del museo.

El “Mall”, que suele recibir unos 25 millones de visitantes, cubre unas 125 hectáreas y se extiende a lo largo de tres kilómetros entre las escalinatas del Capitolio y el Lincoln Memorial.

Allí se encuentran el Museo del Aire y el Espacio, el de Arte Americano, el de Historia Estadounidense, el de Artes e Industrias, la Galería Nacional de Artes, el de Historia Natural, la Galería Sackler, el Hirshorn de Escultura, y cerca están el Museo del Holocausto y la Galería Corcorán.

Las dos adiciones más recientes incluyen un museo dedicado a los Indígenas Americanos, inaugurado en septiembre de 2004, y otro a la Historia de Afroamericanos, inaugurado en septiembre de 2016.

Un estudio hecho en 1994 encontró que el Smithsonian poco hacía para recoger y presentar la contribución que los latinos han hecho en más de 500 años durante los cuales buena parte de lo que hoy es Estados Unidos fue territorio colonizado y administrado por España.

El Centro Latino del Smithsonian inaugurará en 2021, dentro del Museo Nacional de Historia Americana, la Galería Latina de la Familia Molina, una exhibición que cubre 418,6 metros cuadrados.

Es poco comparado con los 33.000 metros cuadrados del Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana y los 23.000 metros cuadrados del Museo del Indígena Americano.

Un informe preparado por los promotores en 2011 calculaba el costo, en ese entonces, en unos 650 millones de dólares y los promotores, que han reconocido que la inversión necesaria será mayor en los años de construcción del edificio, esperan que el Gobierno federal contribuya con 50 % y el resto provendrá de donaciones privadas.