Monday, July 26, 2021

Gobernador de Arizona prohíbe a universidades exigir vacunación a estudiantes

Tucson (AZ), 15 jun (EFE). – El gobernador de Arizona, Doug Ducey, emitió hoy martes una orden ejecutiva prohibiendo a las universidades y colegios comunitarios del estado exigir a sus estudiantes vacunarse contra la covid-19.

La orden también evitará que las instituciones educativas soliciten comprobantes de vacunación a los estudiantes que tomen clases presenciales durante el próximo año escolar, que comienza en agosto.

Las universidades y colegios tampoco podrán solicitar examen negativo de covid-19 a los estudiantes ni obligarlos a utilizar cubrebocas si no se han vacunado como requisito para tomar sus clases.

“La vacuna funciona, y alentamos a los arizonenses a que se la pongan, pero es una elección personal y debemos mantenerlo así”, dijo Ducey en un comunicado de prensa.

El gobernador republicano señaló que las universidades públicas deben estar disponibles para que los estudiantes vuelvan aprender, ya que se ha perdido demasiado tiempo.

La pandemia de covid-19 obligó a las universidades y escuelas a cerrar sus aulas por meses y establecer un sistema de aprendizaje a distancia por medio de clases en línea, lo que provocó que muchos estudiantes se retrasaran en su aprendizaje, desde el nivel preescolar hasta la universidad.

“Arizona apoya un regreso a clases en persona”, dijo Ducey.

El gobernador se encuentra trabajando con miembros de la legislatura para convertir esta orden ejecutiva en una ley estatal.

De acuerdo con las más recientes cifras, Arizona ha suministrado más de 6 millones de vacunas contra la covid-19 a sus residentes, de los cuales más de 3 millones se encuentran completamente vacunados.

La orden ejecutiva excluye a estudiantes que trabajan dentro de hospitales, clínicas, casas de retiro y otros sitios de salud pública que requieran que los trabajadores estén vacunados.

Las universidades también podrán requerir una prueba de covid-19 a los estudiantes en caso de un “brote significativo” en los dormitorios estudiantiles que represente un peligro para la salud de ellos mismos y los trabajadores. Pero esto tendrá que ser primero aprobado por el Departamento de Salud del Estado de Arizona.

La orden ejecutiva aparentemente es una respuesta al requerimiento de la Universidad del Estado de Arizona (ASU) que “esperaba” que todos sus estudiantes se vacunaran contra la covid-19 antes de comenzar clases.

“En Arizona obtener la vacuna de la covid-19 es una opción y no un requisito”, dijo Ducey.