Wednesday, October 27, 2021

EEUU dice que aludir a éxodo es un irrespeto del régimen a la vida de cubanos

Personas se reúnen parta acompañar al presidente Miguel Díaz-Canel tras la protesta contra el Gobierno de Cuba hoy, frente a la iglesia del pueblo San Antonio de los Baños (Cuba). EFE/Yander Zamora

Miami, 14 jul (EFE News).- El Gobierno estadounidense aseguró este miércoles que alusiones a un posible éxodo de cubanos es una “herramienta del régimen para tratar presionar a los Estados Unidos, pero es una falta de responsabilidad y respecto de la vida cubana”.

En entrevista para el canal de televisión Mega, de Miami, Juan González, asesor del presidente Joe Biden para Latinoamérica, aseveró que “despejar que personas salgan por barco y poner la vida en peligro” supondría una falta de responsabilidad del Gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel.

González se refirió así a las inéditas manifestaciones en Cuba que comenzaron el domingo pasado y que considera una reacción al “comunismo” y al “fracaso de la gestión del régimen cubano”.

El funcionario se lamentó de que muchos cubanoamericanos que están en Miami y en Cuba “tienen familiares que ha perdido la vida tratando de llegar a en barco” a través del Estrecho de Florida.

Subrayó, sin embargo, que el Gobierno del presidente Biden está preparado y tiene un plan de contingencia “para poder manejar un flujo migratorio”.

Aseguró que lo pertinente es dar prioridad al “bienestar de los cubanos y las aspiraciones que ellos tienen”.

En ese sentido recalcó que para el presidente Biden el enfoque de la política hacia Cuba “debe ser el pueblo cubano y la aspiración de ellos de determinar su propio futuro, que desafortunadamente no han tenido esa oportunidad en los últimos 62 años”.

Sobre las peticiones de intervención militar en la isla, el funcionario señaló que esos deseos de “bombardeos aéreos” parecen ser de personas que no tienen familiares en Cuba.

Subrayó sin embargo, que el comportamiento del régimen cubano “definitivamente” impactará la revisión de la política estadounidense de los últimos meses hacia Cuba.

González dijo que no llamaría a esa política de “acercamiento” y precisó que los diálogos a veces son percibidos de una forma subversiva, pero que es una oportunidad de abordar las preocupaciones y apoyar a los que están defendiendo los derechos humanos y la sociedad civil.

Por otro lado, el funcionario reprochó que “la calma que se ha visto después del domingo pasado ha sido el resultado de la opresión por parte del régimen cubano” y dijo que el presidente Biden está recibiendo reportes diarios de la situación en Cuba.

Manifestó que la respuesta de EE.UU. ha sido condenar públicamente los actos de opresión contra los manifestantes y movilizar a la comunidad internacional “para presionar que el régimen respete los derechos fundamentales”.

También, buscar formas de apoyar a periodistas independientes, a la sociedad civil y artistas “que son los que están demandando estos derechos”.

Las protestas en la isla comenzaron el pasado domingo con gritos de “libertad” en las calles, tras lo cual el Gobierno de Díaz-Canel cortó internet, reforzó el control policial y acusó a Estados Unidos de financiar el estallido social, que ha dejado un muerto, según fuentes oficiales, y centenares de detenidos.