Monday, October 18, 2021

Estudio muestra vínculo entre falta de transporte y enfermedades crónicas

Nueva York, 14 ago (EFE).- Un estudio del Hospital Montefiore ha detectado una fuerte correlación entre la carencia de transporte a centros médicos y determinados trastornos crónicos de salud como la depresión, el asma y la diabetes.

Los resultados del estudio, dados a conocer en un comunicado por el Montefiore de El Bronx, revelaron que 84% de las personas que afirmaron no disponer de acceso a centros de salud presentaron una mayor tendencia a sufrir de abuso de drogas o alcohol, y 41% a fumar. También presentaron una mayor prevalencia de diabetes.

Además, las personas con asma tenían una probabilidad 37% más elevada de reportar deficiencias en la calidad de su vivienda, como moho o parásitos, de acuerdo con el comunicado del centro médico.

La depresión, el asma y la diabetes son algunas de las causas principales de muerte e discapacidad en Estados Unidos y también figuran entre los factores que más contribuyen al costo de los servicios de salud, señala.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la discapacidad implica toda pérdida, permanente o temporal, de una estructura o función, que puede ser tanto psicológica como fisiológica o anatómica.

Entre abril de 2018 y diciembre de 2019, un total de 33.500 pacientes adultos del Sistema de Salud Montefiore completaron una encuesta de determinantes sociales de 10 puntos durante sus visitas a centros de salud del Bronx y Westchester.

Las preguntas estaban relacionadas con diversos asuntos como la calidad de la vivienda, el transporte a centros de salud, la inseguridad alimentaria, el costo del gas y la electricidad, y la calidad de las relaciones de pareja y con otros miembros de la familia.

El 52,8% de los pacientes eran hispanos y más de un tercio (37,2%) eran afroamericanos. El promedio de edad de los pacientes era de 51,9 años.

Alrededor de la mitad de los pacientes tenían Medicaid, el seguro médico para personas de bajos recursos económicos, o Medicare, para personas de 65 años o más, y un tercio disponían de cobertura médica privada.

Estos resultados se suman a los obtenidos en investigaciones anteriores del mismo equipo que reportaron una fuerte correlación entre el acceso al transporte a centros médicos y no asistir a las citas médicas, y que implican, por tanto, una importante barrera al acceso a servicios de salud.

“El transporte inadecuado a servicios de salud tiene un fuerte impacto en prácticamente todas las afecciones crónicas, pero hay que seguir trabajando para comprender por qué esta correlación es mayor en personas con depresión y diabetes”, indicó el doctor Kevin Fiori, uno de los autores del estudio, profesor y director de Determinantes Sociales de la Salud y de Salud Comunitaria y Poblacional del Sistema Montefiore.

Como resultado de esta investigación, Montefiore está evaluando programas piloto de transporte para pacientes que vivan dentro de un radio de 25 millas (40 kilómetros) de sus centros de salud.