Saturday, January 22, 2022

Vacuna antigripal, aliada del corazón

Vacunarse contra la gripe ayuda a prevenir esta infección y sus consecuencias. Pero, además, los cardiólogos destacan que esta vacuna desempeña un papel importante en la prevención de eventos cardiovasculares como el infarto de miocardio.

+++ Como los virus de la gripe mutan con mucha facilidad, los expertos indican que es necesario vacunarse cada año.

+++ “Hasta el 6% de los infartos se relaciona con esta infección respiratoria”, señala Amelia Carro, portavoz de la Sociedad Española de Cardiología.

+++ “La eficacia de las vacunas antigripales en la prevención cardiovascular es comparable o superior a muchas medidas de prevención secundaria, como la toma de antihipertensivos, estatinas o el abandono del hábito tabáquico”, comenta la doctora Carro.

Con la llegada de los primeros fríos en el hemisferio Norte, comienza la campaña de vacunación contra la gripe. Por lo general, la mayor parte de los afectados por esta enfermedad, que produce fiebre, tos, secreción nasal, dolores musculares, de cabeza, de garganta y un intenso malestar, se recupera en unos pocos días.

Sin embargo, algunas personas corren el riesgo de sufrir importantes complicaciones e incluso de morir a causa de la gripe.

Expertos recomiendan la vacuna para la gripe para reducir el número de infartos

Lo consensuaron la Sociedad Interamericana de Cardiología y la Federación Mundial del Corazón. Un médico rosarino que participó del trabajo explica el impacto de la inoculación en pacientes con enfermedad cardíaca.

Los problemas cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte en los países desarrollados y con economías emergentes. Argentina no escapa a esa realidad. A su vez, las infecciones respiratorias, como las causadas por el virus influenza, impactan en la salud del corazón con complicaciones como el infarto. Por eso, la Sociedad Interamericana de Cardiología y la Federación Mundial del Corazón elaboraron un consenso en el que indican que la vacunación contra la gripe y el neumococo en poblaciones de alto riesgo son “una estrategia efectiva para reducir la incidencia de infecciones respiratorias y por tanto las complicaciones cardiovasculares asociadas”.

Las evidencias científicas disponibles en el mundo muestran una “asociación consistente entre las infecciones respiratorias y la incidencia de infarto agudo de miocardio o muerte cardiovascular”, dijo a La Capital el médico Daniel Piskorz, socio gerente del Instituto de Cardiología del Sanatorio Británico, quien participó en la elaboración del consenso.

Pfizer pide que se aplique la tercera dosis de su vacuna a todos los mayores de 18 años

Hasta un tercio de los síndromes coronarios agudos están precedidos por infecciones respiratorias, ya sea por el virus de la influenza o neumonía neumocócica. El consenso, señaló Piskorz, hace hincapié en la seguridad de las vacunas. “Las sociedades científicas y a las agencias nacionales e internacionales han decidido recomendar fuertemente la incorporación de la inmunización en pacientes con enfermedad cardiovascular crónica”.

Si bien el consenso apunta a aumentar la adhesión a las vacunas contra la gripe y el neumococo, que pueden colocarse juntas, el médico se refirió también a la vacuna contra el Covid que al minimizar el riesgo de contagio y sobre todo de hospitalizaciones y muerte en personas con factores de riesgo cardiovasculares es ahora otra gran aliada para esta población.

Ya hay estudios mundiales que están probando la aplicación de las tres vacunas en el mismo acto, de esa manera, al no tener que regresar la persona a vacunarse a los 14 días, como se pide ahora, la adhesión a la colocación de las tres vacunas sería muy superior.

Más vacunados

El cardiólogo dijo que “la tasa de inmunización en Latinoamérica en cuanto a la vacuna antigripal es muy baja, no supera el 30% de la población” y agregó: “En nuestro país es mejor pero también insuficiente”. Por eso, desde la Sociedad Interamericana y la Federación mundial “se puso en marcha esta iniciativa para generar un consenso entre los líderes cardiovasculares a los fines de proveer un documento sobre la relevancia de la vacunación”.

Quien coordinó este trabajo es el médico Álvaro Sosa Liprandi, porteño por adopción pero nacido en Rosario. “Es un trabajo relevante que pone el acento en que las personas que se enferman de gripe o sufren de una neumonía por neumococo tienen mayor riesgo de enfermedad coronaria y por lo tanto más riesgo de hacer un cuadro grave y de fallecer.

A su vez si alguien ya tienen algún problema como por ejemplo insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, diabetes u obesidad incrementan la posibilidad de complicaciones si se enferman de gripe o tienen neumonía”, comentó Piskorz.

El médico dijo que durante la pandemia de Covid la gente tomó mayor conciencia de la importancia de las vacunas y por lo tanto espera que para la próxima campaña antigripal se sumen todas las personas con factores de riesgo, algo que no pasa habitualmente porque incluso en poblaciones vulnerables la vacunación no alcanza los objetivos que se proponen las áreas de Salud.

“Los médicos, de cualquier especialidad, y en rigor todo el personal de salud deben estar convencidos de este mensaje y transmitirlo a sus pacientes en las consultas: las vacunas salvan vidas”, agregó el profesional.

No quedan dudas: en los últimos 15 años, la vacunación contra influenza y neumococo en poblaciones de alto riesgo se convirtió en una estrategia efectiva para reducir la incidencia de infecciones respiratorias y por tanto las complicaciones cardiovasculares asociadas.