Monday, January 24, 2022

Kristen Stewart, una carrera antes y después de Twilight

Han pasado más de 13 años desde que se hizo famosa, siendo una adolescente, por su trabajo en la saga “Twilight”. En este tiempo, Kristen Stewart ha escrito reglas propias para su carrera y ha querido huir de encasillamientos. Su último trabajo estrenado hasta el momento es “Spencer”, de Pablo Larraín, en el que da vida a Diana de Gales.

+++ Su nombre suena como candidata al Óscar por su papel en “Spencer”. Sería la primera nominación a un premio de la Academia para Stewart, que tiene una larga lista de trabajos a sus espaldas, desde que debutó en el cine con diez años en “The Safety of Objects”.

+++“No creo que hubiera podido ser actriz si no hubiera empezado a los nueve años”, comentaba a la revista Vogue.

+++ Ahora prepara su debut en la dirección de un largo con la adaptación de “The Chronology of Water”, las memorias de la escritora Lidia Yuknavitch.

La actriz estadounidense Kristen Stewart comenzó a actuar de pequeña y la fama le llegó de mano de Bella Swan, la adolescente enamorada de un vampiro en “Twilight”, cuando tenía 18 años

El nombre de Stewart ya suena en las quinielas de favoritas para ser nominadas al Óscar por su trabajo en “Spencer”, pero parece que a ella no le quita el sueño.

Kristen Stewart: la estrella de “Twilight” que ahora brilla con su luz propia y que será Lady Di en nueva cinta

La actriz que encontró la fama interpretando a Bella Swan en la famosa saga de vampiros y hombres lobos ahora busca asombrar al mundo con su interpretación de la princesa Diana en la cinta biográfica “Spencer”

Durante la última década, es imposible escuchar el nombre de Kristen Stewart sin pensar en “Twilight” (”Crepúsculo”), la saga de vampiros y romance que inmortalizó a la actriz estadounidense con el rol de Bella Swan y la convirtió en la actriz mejor pagada del 2012. Y si bien Stewart ha intentado salir de la sombra de este personaje en la última década, es ahora que tiene su mejor oportunidad, al interpretar a una de las figuras más queridas y reconocidas de la historia contemporánea: la princesa Diana de Gales

Lo hará con “Spencer”, una cinta biográfica programada para tener su premier en el Festival Internacional de Cine de Venecia dirigida por el reconocido director chileno Pablo Larraín (“Jackie”, “Neruda”), que relata un importante fin de semana en la vida de Diana a inicios de 1990 en la que decidió terminar su relación con el príncipe Carlos. La acompañan en el filme los actores Timothy Spall, Sally Hawkins y Sean Harris. Aunque un selecto público podrá ver la cinta durante el festival – programado entre el 1 y 11 de setiembre – el resto del público tendrá que esperar un poco más para ver la cinta, que está planeada para salir en 2022, coincidiendo con los 25 años de la muerte de Diana.

Pero volviendo al tema de Kristen Stewart, su rol en la saga “Twilight” causó tanto impacto en su carrera que a veces distrae de sus otras contribuciones cinematográficas, antes y después de convertirse en la obsesión de millones.

LA ACTRIZ QUE NO PENSABA SERLO

Nacida un 9 de abril de 1990 en Los Ángeles, California, Kristen Stewart tuvo una infancia empapada por la industria de Hollywood. Su padre, John Stewart, es un productor de televisión, mientras que su madre, Jules Mann-Stewart, es una escritora, supervisora de guiones y directora. Sus hermanos, adoptados y biológicos, también están involucrados en la industria del espectáculo.

Curiosamente, cuando Kristen era joven su aspiración no era ser actriz, sino estar detrás de cámaras como el resto de su familia. Sin embargo, cuando era joven se dio cuenta que “era muy pequeña para ser un ‘grip’ (técnicos de cámaras) como mis hermanos, así que supuse que actuaría”, señaló en una entrevista para el libro “The Art of Discovery” de Jeff Vespa. “Era mi única opción. El problema era conseguir un trabajo. Tenía ocho años y no era muy actoral”.

En su primera aparición frente a cámaras, Kristen Stewart apareció en la película para televisión "The Thirteenth Year". (Fuente: Disney Channel)
En su primera aparición frente a cámaras, Kristen Stewart apareció en la película para televisión “The Thirteenth Year”. (Fuente: Disney Channel)

Esta realización pareció ser motivada por su actuación en una obra de teatro escolar, el cual captó la atención de un cazatalentos. Este contactó con los padres de Stewart quienes, a pesar de sus aprensiones como ‘insiders’ de la industria, decidieron permitir que su hija empezara a ir a audiciones.

Es así que a los nueve años Stewart tuvo su primera aparición frente a cámaras, como parte de la película de Disney Channel “The Thirteenth Year” (1999), una cinta donde un joven descubre que su madre biológica es una sirena. Kristen aparece brevemente en la cinta como una niña esperando en una cola.

Una aparición igualmente anónima tuvo en su debut en la pantalla grande un año después con “The Flintstones in Viva Rock Vegas” (2000) como una niña jugando a los aros, aunque en esta ocasión ni se le ve el rostro.

Kristen Stewart en una de sus primeras apariciones en la pantalla grande como una niña que juega a los aros en "The Flintstones in Viva Rock Vegas" (2000). (Fuente: Universal Pictures)
Kristen Stewart en una de sus primeras apariciones en la pantalla grande como una niña que juega a los aros en “The Flintstones in Viva Rock Vegas” (2000). (Fuente: Universal Pictures)

Pero su verdadero debut en el drama independiente “The Safety of Objects” (2001) el cual le permitió actuar junto a la veterana actriz Glenn Close. En la cinta Kristen interpreta a Sam Jennings, la hija de una madre soltera que vive en un vecindario interconectado por el dolor de una tragedia. Aunque la película no fue muy bien recibida por la crítica, la experiencia sirvió para preparar a la joven intérprete para sus próximas audiciones y reafirmar su deseo de convertirse en actriz. “Pensé ‘oh, esto no es solo un trabajo genial como el de mis padres, esto es quien soy’”, recordó la actriz.

Un año después, Kristen Stewart ganó más reconocimiento al aparecer en el thriller de David Fincher “Panic Room” (2002) como la hija del personaje de Jodie Foster, una mujer que tiene que combatir a un grupo de intrusos en su hogar. El rol le valió el primer reconocimiento a Stewart, quien fue nominada a la categoría de Mejor joven actriz en una película en los Premios Artista Joven, pero curiosamente Foster – quien también fue una estrella infantil- no estuvo muy convencida de su futuro actoral.

Según reveló Kristen a la revista australiana Stellar en 2019, “recuerdo que (Foster) pensaba que no había forma que continuara siendo una actriz. (Jodie) decía ‘probablemente vas a dirigir películas o regresar a los estudios’”.

Jodie Foster y Kristen Stewart en la película "Panic Room" (2002). (Fuente: Sony Pictures Releasing)
Jodie Foster y Kristen Stewart en la película “Panic Room” (2002). (Fuente: Sony Pictures Releasing)

Stewart no parece guardar rencor a la actriz y su relación se mantiene cercana. “Realmente amo mi trabajo, pero entiendo por qué pensó eso sobre mí cuando era niña. Amo a Jodie”, sostuvo. Es así que en 2016, Kristen quien dio un discurso en homenaje a Foster cuando esta por fin recibió su estrella en el paseo de la fama de Hollywood.

Fue en esta ceremonia en que la actriz señaló la razón por la que pensaba que Kristen Stewart no continuaría la carrera actoral, al señalar que ella “no tiene la personalidad estereotípica” de la profesión. El cariño entre las actrices parece ser mutuo, con Foster defendiendo a Stewart de críticas en 2012 cuando se reveló su ‘affaire’ con el realizador Rupert Sanders.

MOMENTO DE BRILLAR

En los siguientes años Stewart continuó expandiendo su repertorio, participando tanto de películas independientes como proyectos de Hollywood. Es así que entre protagonizar filmes indie como “Speak” (2004), “The Cake Eaters” (2007) y “The Yellow Handkerchief” (2008), Stewart también participó en cintas con presupuestos multimillonarios como el thriller “Cold Creek Manor” (2003) y “Zathura” (2005) – curiosamente el último proyecto de Jon Favreau antes de “Iron Man” – e “Into the Wild” (2007). Fue esta cinta, dirigida por Sean Penn, la que llamó la atención de la directora Catherine Hardwicke mientras se preparaba para un proyecto titulado “Twilight”.

La participación de Stewart en la mencionada cinta es breve, interpretando a Tracy Tatro, una joven que se enamora del protagonista Christopher McCandless (Emile Hirsch), pero que es rechazada por ser menor de edad. “Ella está sentada en el tráiler y lo quiere, quiere besarlo tanto, y pensé ‘me encanta ese anhelo que esta actriz puede comunicar’”.

Es así que luego que tras un encuentro cara a cara entre Stewart y Hardwicke, la actriz se ganó el rol de Bella Cullen, la joven adolescente que luego de mudarse al noroeste estadounidense se encuentra como el objeto de afección de un apuesto -aunque mitológicamente diferente- vampiro llamado Edward Cullen (Robert Pattinson).

A casi 13 años de la salida de “Twilight” es difícil describir el impacto que tuvo en las audiencias en ese entonces. Aunque la crítica le dio un recibimiento bastante frío a la cinta, la película logró recaudar el entonces inaudito monto de casi US$700 millones en taquillas alrededor del mundo, convirtiéndose en una de las pocas sagas basadas en un libro en ser tal éxito financiero – fuera de “Harry Potter” y “El señor de los anillos” – y garantizando su continuidad con secuelas.

Robert Pattinson y Kristen Stewart en "Twilight", la película que los convirtió a ambos en estrellas de cine. (Foto: Summit)
Robert Pattinson y Kristen Stewart en “Twilight”, la película que los convirtió a ambos en estrellas de cine. (Foto: Summit)

Con la fama también llegó un extremo escrutinio para sus estrellas Kristen Stewart y Robert Pattinson, aumentado aún más cuando ambos confirmaron que el romance de la ficción había desembocado en uno en la realidad entre sus actores a mediados del 2009.

Solía frustrarme el hecho de que no saltaba a la oportunidad de ser el centro de cierta atención, parecía que era una cretina”, señaló la actriz en una entrevista con Vanity Fair en 2019. “No soy rebelde. No soy una contreras. Solo quiero agradarle a las personas”.

El ‘brillo’ de “Twilight” también sirvió para ocultar otros proyectos de menor renombres que fueron mejor recibidos, como su comedia junto a Jesse Eisenberg “Adventureland” (2009), su filme biográfico “The Runaways” (2010) – cuya interpretación como Joan Jett deleitó a la cantante- y el drama “Welcome to the Rileys” (2010).

Es así que a partir del 2012, con el final de la saga ya en los cines y con el desastre que fue la cinta “Snow White and the Huntsman” en el retrovisor, Stewart decidió enfocarse más en proyectos más pequeños.

Finalmente tuve una oportunidad para que me vieran, no como esta cosa que la cultura obsesionada con las celebridades decía ‘oh, es esa chica de ‘Twilight’”, sostuvo.

DESPUÉS DEL CREPÚSCULO

Es así que tras un año de descanso, Kristen Stewart regresó al trabajo en 2014 con tres proyectos independientes que finalmente fueron celebrados: “Still Alice”, un drama protagonizado por Julianne Moore y Alec Baldwin que trata sobre la lucha de una académica cuando descubre que tiene Alzheimer; “Camp X-Ray”, una cinta sobre el centro de detención de Guantánamo; y “Clouds of Sils Maria”, un drama dirigido por Olivier Assayas sobre Maria (Juliette Binoche), una veterana actriz que enfrenta su envejecimiento, con Stewart en el rol de su asistente Valentina.

Esta última película le valió a Kristen algunas de las mejores críticas de su carrera, así como el prestigioso Premio César a Mejor actriz de reparto en 2015, y puede ser considerado su primer paso para la reconstrucción de su carrera post “Twilight”.

Esto no quiere decir que todos sus siguientes proyectos fueron exitosos y entre buenas cintas como “Certain Women” (2016) y “Personal Shopper” (2016) también apareció en fracasos como la comedia “American Ultra” (2015) y el drama bélico “Billy Lynn’s Long Halftime Walk” (2016).

En 2017 también comenzó una nueva faceta de su carrera, al debutar como directora con el cortometraje “Come Swim” (2017). Adicionalmente, desde 2018 ha manifestado su intención de dirigir una adaptación del libro “The Chronology Of Water” a la pantalla grande, cumpliendo una de las predicciones de Jodie Foster, también una actriz convertida en realizadora.

Siete años después de la última película de “Twilight”, Kristen Stewart tuvo su regreso al ‘mainstream’ de Hollywood protagonizando el último reboot de “Charlie’s Angels” (2019) dirigido por Elizabeth Banks, el cual fue una bomba en las taquillas. La misma suerte tuvo su cinta de terror “Underwater”, sobre un grupo de trabajadores atrapados en el fondo del océano que son aterrorizados por criaturas extrañas. Mejor suerte tuvo su comedia “Happiest Season”, la cual agradó a la crítica (82% de frescura en Rotten Tomatoes) y se salvó de tener que competir por la taquilla al ser estrenada en el servicio de streaming Hulu. Pero ninguno de estos roles han tenido una fracción de la popularidad que tuvo su papel como Bella Swan.

Kristen Stewart (derecha) junto a sus coestrellas Ella Balinska (izquierda) y Naomi Scott (centro) en el 'reboot' de "Charlie's Angels" dirigido por Elizabeth Banks. (Fuente: Sony Pictures Releasing)
Kristen Stewart (derecha) junto a sus coestrellas Ella Balinska (izquierda) y Naomi Scott (centro) en el ‘reboot’ de “Charlie’s Angels” dirigido por Elizabeth Banks. (Fuente: Sony Pictures Releasing)

Ahora su gran esperanza está en “Spencer”, una cinta que la pone en quizás el rol más complicado de su carrera, al interpretar a una figura tan conocida y querida como la de Diana Spencer. El trabajo se verá complicado dado que la cinta planea estrenarse al cumplirse los 25 años de la muerte de esta figura, por lo que el escrutinio será incluso mayor.

Stewart tiene a su favor que el director Pablo Larraín ya tiene experiencia mostrando historias de mujeres cercanas a hombres poderosos, como su película “Jackie” (2016), que muestra a la primera dama Jackie Kennedy – interpretada por Natalie Portman – en los días después del asesinato de su esposo John F. Kennedy. A esto se le suma un guión por el creador de “Peaky Blinders”, Steven Knight, y la participación de actores como Jack Farthing, Timonthy Spall, Sally Hawkins y Sean Harris. Si estos factores serán suficientes para que Stewart salga de la sombra de “Twilight”, probablemente lo sabremos cuando el filme se estrene en el Festival de Cine de Venecia.