Tuesday, January 18, 2022

Ardillas con personalidad

Los seres humanos no son los únicos habitantes del planeta con carácter. Las ardillas también muestran una serie de rasgos individuales de comportamiento que diferencian a unas de otras y que tienen consecuencias importantes en su vida, según investigadores estadounidenses.

+++ Investigadores de la Universidad de California en Davis, (UC Davis) en EE.UU. descubrieron en las ardillas rasgos de temperamento similares a los humanos, como la audacia, la agresividad, el nivel de actividad y la sociabilidad, y además que las ardillas más sociales tienen más posibilidades de sobrevivir.

+++ “Es importante comprender mejor cómo y por qué los individuos difieren en su personalidad, ya que estas diferencias podrían tener efectos profundos, no solo en la vida de los animales a nivel individual, sino también en poblaciones enteras de animales salvajes”, señala la doctora Jaclyn Aliperti.

+++ “Una mejor comprensión de la personalidad animal y de sus posibles consecuencias ecológicas, podría influir en la manera en que debemos gestionar la vida salvaje, especialmente en lo que respecta a las alteraciones del hábitat causadas por el ser humano o por el cambio climático”, explica Aliperti.

Las ardillas tienen rasgos de personalidad como los seres humanos, revela un estudio

Audacia, agresividad, atletismo y sociabilidad están entre las 4 categorías de personalidad de las ardillas silvestres en Canadá y EEUU.

El comportamiento se ha observado al norte de Estados Unidos y en el oeste de Canadá. Las ardillas terrestres de lomo dorado se inclinan por varios matices de personalidad, que van desde la audacia, la agresividad, el atletismo y la sociabilidad. Biólogos y otros científicos de la Universidad de California pusieron enfrente de este tipo de roedores un espejo, para observar sus reacciones. Estos fueron los resultados.

Reacciones diferentes, personalidades distintas

ardillas

La investigación se publicó en Animal Behavior, bajo una misma premisa: ver cómo reaccionaban las ardillas frente a su propia imagen. Según los científicos a cargo del estudio, habría pocas probabilidades de que se reconocieran a sí mismas frente al espejo. Por el contrario, pensarían que se trataba de otro individuo de su misma especie. Lo que más les sorprendió fue que todas tenían reacciones diferentes.

En una segunda fase, los científicos se acercaron directamente a las ardillas para ver cuánto tiempo tardaban en huir. Descubrieron no sólo que algunas son mucho más extrovertidas, sino que otras son notablemente más agresivas que las demás. Después de tres años, según la cobertura de The Guardian, se logró un catálogo preliminar en el que se describe cada tipo de personalidad en este tipo de roedores.

Por una parte, las ardillas más activas corrían y saltaban a lo largo de más terreno que sus compañeras más tímidas. En contraste, las más agresivas tenían más acceso a comida, ya que se robaban las nueces que quedaban desperdigadas en los botes de basura en los parques. Así también, las más activas no mostraban miedo a los seres humanos.

Un campo de estudio incipiente

ardillas

De acuerdo con un comunicado de la Universidad de California, el estudio de la personalidad de los animales no humanos es un terreno ‘joven’. Debido a esto, los investigadores no contaban con muchos antecedentes como punto de partida. Por el contrario, la investigación de campo se hizo, en gran medida, desde cero.

En el caso de las ardillas, el comportamiento más evidente fue en términos de evasión de los depredadores naturales. De la misma manera, las más audaces se mostraban más ‘ingeniosas’ para obtener alimentos y defender su territorio. Muchas de ellas, además, se analizaron al interior del campus de la universidad, que cuenta con áreas verdes extensas en las que habitan distintas especies.

De manera posterior, la información se analizó en el laboratorio biológico de las Montañas Rocosas de Colorado, que lleva un registro detallado de las especies de la región desde hace tres décadas. Según Jaclyn Aliperti, bióloga líder del proyecto, éste podría ser un hito en el estudio de la individualidad de los roedores, que aporta nueva información sobre su respuesta en la naturaleza y ante la destrucción de su hábitat.