La Oferta

July 24, 2024

Debuta en Miami Cecilia, la primera bartender con Inteligencia Artificial

Una persona pide una bebida a la camarera robot interactiva llamada Cecilia en la Escuela de Administración de Hospitalidad y Turismo del Campus de la Bahía de Biscayne de la Universidad Internacional de Florida en Miami, Florida, EE.UU.. EFE

Miami, 2 feb (EFE).- Cecilia, la primera bartender desarrollada con Inteligencia Artificial capaz de interactuar con los clientes, ha tenido su debut este miércoles en una universidad de Miami, en el sur de Florida (EEUU), donde ha sido presentada como una “innovadora solución” para el sector de la hostelería.

La máquina, que puede servir un cóctel en unos 30 segundos desde que saluda al cliente, se perfila como un apoyo factible para la escasez de mano de obra que en los últimos tiempos sufre el sector del turismo, en especial desde el estallido de la pandemia de la covid-19, según especialistas del sector.

“Creo que en muchos casos va a ser una gran nueva opción para los huéspedes”, dijo a Efe Brian Connors, director del Bacardi Center of Excellence, centro que forma parte de la Chaplin School of Hospitality & Tourism Management de la Universidad Internacional de Florida (FIU) y va a ser el nuevo hogar de Cecilia.

“Definitivamente puede ayudar a las empresas e incluso a los trabajadores, para quienes puede hacer sus labores más rápido”, dijo a su turno Elad Kobi, presidente ejecutivo de Cecilia.ai, la compañía israelí responsable de la fabricación de la máquina, que se ha lanzado por ahora solo en Estados Unidos.

Connors señaló que hoy más que nunca el sector de la hostelería tiene que ver con una mezcla de alta tecnología y “high touch”, y agregó que ese punto de unión lo logra “de forma memorable” Cecilia, que ya fue exhibida con éxito en la reciente edición de la feria tecnológica CES, celebrada en Las Vegas (Nevada) entre los pasados días 3 y 7 de enero.

El directivo se mostró complacido de que la universidad floridana sea la primera en EE.UU. que se hace con un desarrollo tecnológico de estas características y auguró una excelente reacción del público general cuando se presente en la próxima edición del Festival de Comida y Vino de South Beach (SOBEWFF) de Miami, que se desarrollará del 24 al 27 de febrero.

Una persona pide una bebida a la camarera robot interactiva llamada Cecilia en la Escuela de Administración de Hospitalidad y Turismo del Campus de la Bahía de Biscayne de la Universidad Internacional de Florida en Miami, Florida, EE.UU.. EFE

Además de la FIU, en Estados Unidos solo se puede encontrar otra “Cecilia” en la sede corporativa de Microsoft, en Seattle, en el estado de Washington.

A GUSTO DEL CLIENTE

“Puedes hablar con ella y te servirá muy buenos cócteles”, prometió un sonriente Kobi, con un Cuba Libre en la mano servido por Cecilia.

El artilugio consiste en una pantalla donde aparece un avatar animado de Cecilia que funciona con Inteligencia Artificial y reconocimiento de voz.

De esta forma la bartender puede interactuar con el cliente y hasta sugerirle un cóctel según el estado de animo del parroquiano. La bebida será servida en una suerte de mini barra que se ubica debajo de la pantalla.

“Creo que Cecilia encaja perfecto para estos tiempos, porque es completamente automática y funciona sin contacto”, manifestó a Efe Kobi, quien reveló que acumula una “muy buena aceptación” en poco menos de tres meses, que es cuando empezó a echar andar su compañía.

Firmas de hoteles, restaurantes, aeropuertos, estadios y hasta cruceros son algunos de los clientes o interesados que se han acercado a Cecilia.ai con miras a hacerse con una de estas máquinas, que cuestan a unos 60.000 dólares y se entregan en un plazo de tres meses.

“El retorno de inversión es bastante rápido, porque la idea es que Cecilia ayude a los negocios a obtener más ingresos”, agregó el joven ejecutivo de 31 años.

Aunque la máquina llega con configuraciones predeterminadas, el cliente puede fijar las suyas propias, incluidos los cócteles, las características de Cecilia (lo que incluye razas y etnias), las conversaciones, los colores.

Hay también restricciones relacionadas con vestimentas. Por ello Cecilia no atiende en traje de baño.

Una persona pide una bebida a la camarera robot interactiva llamada Cecilia en la Escuela de Administración de Hospitalidad y Turismo del Campus de la Bahía de Biscayne de la Universidad Internacional de Florida en Miami, Florida, EE.UU.. EFE

“ESTE ES EL CAMINO”

Kobi, como el director de Marketing de la firma, Nir Cohen Paraira, ambos israelíes, destacaron que los desarrollos tecnológicos a base de inteligencia artificial que empiezan a verse ya en el mundo de la hostelería, donde Cecilia se erige como el primero capaz de interactuar, además de ser “contactless”, dan una pauta de lo que será el futuro.

“La gente cada vez más empieza a aprender cómo reaccionar ante estos robots y máquinas, definitivamente así es como será en el futuro”, aseveró a Efe Cohen, que además puso de relieve que FIU haya puesto a Cecilia a disposición de los futuros gerentes y “managers” de la hostelería.

Una de ellas, la alumna iversidad Alexandra Bozo Cabrera, de 21 años, señaló a Efe que Cecilia “es algo que está cambiando el mundo en lo que se refiere a servir tragos”, y estimó que el desarrollo tecnológico será útil cuando por ejemplo la barra esté “muy ocupada” con clientes.

“Solo le hablas a la máquina y te sirve un trago. Es una manera muy fácil, rápida y conveniente”, agregó la estudiante de la especialidad Hospitality Management.