La Oferta

June 25, 2022

Biden advierte al Congreso de que Kiev podría caer rápidamente en manos rusas

EFE/EPA/Oliver Contreras / POOL

Washington, 25 feb (EFE).- El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha advertido al Congreso de que Kiev podría caer rápidamente en manos rusas, dijeron a Efe dos fuentes familiarizadas con el asunto.

Los miembros del Congreso, que están fuera de Washington esta semana, tuvieron ayer jueves dos reuniones remotas con los secretarios de Estado, Antony Blinken y de Defensa, Lloyd J. Austin, así como con la titular del Tesoro, Janet Yellen, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mark A. Milley.

Durante esas reuniones, que se produjeron por teléfono, los miembros del Gobierno de Biden explicaron que las fuerzas militares rusas estaban rodeando la capital ucraniana desde el norte, sur y este, por lo que podría caer rápidamente bajo el control de Moscú.

Este mismo viernes, el Ministerio de Defensa Ruso aseguró que unidades militares rusas han bloqueado la capital ucraniana desde el oeste.

Más allá de la situación sobre el terreno, hubo dos temas que marcaron las reuniones y que podrían definir los próximos pasos de la respuesta estadounidense a la guerra en Ucrania, dijeron las citadas fuentes.

En primer lugar, los legisladores se mostraron interesados en saber cómo la Administración va a seguir enviando equipamiento militar a Ucrania, ahora que algunas zonas del país están cayendo bajo control ruso.

Y, en segundo lugar, durante las reuniones, se debatió cómo EE.UU. puede ayudar económicamente a los miles de refugiados y desplazados por la guerra en Ucrania.

El senador Chris Coons, muy cercano a Biden y que presidente el subcomité de Apropiaciones para las operaciones del Departamento de Estado, dijo este viernes en declaraciones a la prensa que apoyaría un paquete de 10.000 millones de dólares para Ucrania, del que la mayoría se destinaría a ayuda humanitaria.

Según la información que ha recibido Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), unas 5.000 personas han cruzado de Ucrania a la vecina Moldavia, mientras que también se está observando la huida de ucranianos hacia Polonia, Rumanía y Eslovaquia.