La Oferta

June 30, 2022

Asume Patricia Guerrero, la primera latina en la Corte Suprema de California

Fotografía cedida por el Tribunal de Apelaciones del Cuarto Distrito de Apelaciones donde aparece la jurista Patricia Guerrero, hija de inmigrantes de México, que fue confirmada para ocupar un puesto en la Corte Suprema de California, convirtiéndose en la primera latina en llegar a esa posición. EFE/Rob Andrew/Fourth Appellate District Court of Appeal /SOLO USO EDITORIAL

Los Ángeles, 28 mar (EFE).- La jurista Patricia Guerrero, hija de inmigrantes mexicanos, prestó juramento este lunes como magistrada de la Corte Suprema de California con el compromiso de “hacer valer el Estado de Derecho, ser justa y asegurar justicia para todos los californianos”, convirtiéndose en la primera latina en llegar a esa posición.

El gobernador Gavin Newsom tomó el juramento a la nueva integrante del máximo tribunal de California en una ceremonia efectuada en la sede de la Escuela de Derecho de la Universidad de Stanford, donde estudió Guerrero.

Durante la ceremonia, en la que estuvieron presentes el padre, el esposo, los hijos y la hermana de Guerrero, el político demócrata destacó “la empatía, atención y compasión, pero también el trabajo y la determinación” de la magistrada.

“Estos son superpoderes. En un mundo en el que tantas de las superpotencias tienen una estructura de valores jerárquica de poder, dominio y agresión, es bueno considerar lo que son los verdaderos superpoderes”, manifestó Newsom.

Después de jurar que defenderá la Constitución de Estados Unidos y la de California, Guerrero agradeció y rindió tributo a sus padres y abuelos. “Mientras crecía en el Valle Imperial, nunca hubiera soñado que hoy estaría aquí. Una cosa es clara para mí: no llegué aquí sola. Estoy aquí por el valor, los sacrificios y las luchas de mis padres y abuelos, que vinieron a este país sabiendo que no sería fácil para ellos”, dijo.

“Pero como muchos otros, vinieron aquí con esperanza de un futuro más brillante para sus hijos y la búsqueda del suelo americano”, añadió.

Guerrero fue confirmada el 22 de marzo para ocupar un puesto en la Corte Suprema de California.

Con una votación de 3-0, la Comisión de Nombramientos Judiciales de California, compuesta por la presidenta de la Corte Suprema, Tani Cantil-Sakauye; el fiscal general, Rob Bonta, y el presidente de la Corte de Apelaciones del estado, Manuel A. Ramírez, ratificó a Guerrero para llenar la vacante dejada por el juez Mariano Florentino Cuéllar, quien renunció en octubre del 2021.

En febrero pasado el gobernador Newsom había nominado a la latina argumentando que es “una respetada jurista con extensa experiencia como jueza de apelaciones, jueza de primera instancia, socia en una importante firma legal y fiscal asistente de Estados Unidos”.

Guerrero, conocida por sus amigos y compañeros de trabajo como “Trish”, ha resaltado sus raíces mexicanas e inmigrantes.

En una entrevista con motivo de su nominación, la jueza dijo que sus abuelos habían tenido las “dificultades” que muchas otras familias experimentan al llegar a Estados Unidos.

El abuelo paterno de Guerrero, originario de Yécora, localidad de la sierra del estado mexicano de Sonora, tuvo que conseguir un patrocinador para obtener su residencia permanente y se instaló en el sur de California para trabajar en el campo.

La magistrada, de 50 años, creció en el condado de Imperial, al este de San Diego, donde su padre Jorge Guerrero, nacido en México, trabajaba como jornalero agrícola y su madre como proveedora de cuidados infantiles.

Conteniendo las lágrimas Guerrero recordó durante la entrevista a su madre, quien murió recientemente después de una batalla contra el cáncer de mama, y las importantes lecciones que le enseñó.

“Ella nos enseñó a ser fuertes, compasivos e independientes. Nos mostró la importancia de la familia. Nos mostró que debemos agradecer a Dios por nuestras bendiciones y nos mostró que debemos ayudar a otras personas cuando podamos”, dijo.

Guerrero trabajó en una tienda de abarrotes cuando era adolescente, ayudando a recaudar dinero para pagar sus estudios universitarios. Después de graduarse con honores del bachillerato, asistió a la Universidad de California en Berkeley y luego a la Facultad de Derecho de la Universidad de Stanford.

A lo largo de su carrera, Guerrero ha sido mentora de estudiantes de bachillerato y universitarios, y se ha hecho cargo “pro bono” de casos de inmigración, incluidas solicitudes de asilo.

Helen Iris Torres, directora ejecutiva de Hispanas Organized for Political Equality (HOPE, Hispanas Organizadas por la Igualdad Política”, dijo a Efe que el nombramiento de Guerrero “es un paso fundamental para garantizar que el liderazgo de los tribunales refleje la diversidad de nuestro estado, que está compuesto cada vez más por latinas”-

“La voz de la jueza será fundamental cuando la Corte Suprema de California aborde cuestiones vitales, incluidas las que afectan directamente a las 7,7 millones de latinas del estado, que son los derechos reproductivos, la inmigración, la reforma de la justicia penal, las prácticas laborales discriminatorias, la educación y más, sostuvo.

“Las latinas siempre han sido y seguirán siendo clave para la prosperidad de nuestro gran estado y la nación. Su juramento marca un momento de progreso histórico no sólo para las latinas, sino para todos los californianos”, acotó.