La Oferta

July 4, 2022

California refuerza medidas para enfrentar la sequía pese a tormenta

EFE/EPA/KOEN VAN WEEL

Los Ángeles, 28 mar (EFE).- El gobernador de California, Gavin Newsom, ordenó este lunes a ciudades y agencias locales de suministro de agua reducir su uso del líquido y endurecer sus reglas de conservación, pese a una tormenta que trajo muy necesitada lluvia al sur del estado.

El político demócrata ordenó a las agencias locales de suministro que pongan en marcha la fase dos de sus planes de contingencia. Aunque las medidas varían de una jurisdicción a otra, generalmente incluyen restricciones al riego en exteriores, reembolsos a compradores que adquieran instalaciones eficientes de fontanería, y “patrullas de desperdicio de agua”.

Diversas agencias locales tienen restricciones en vigor sobre el número de días que los propietarios de casas pueden regar sus jardines, y los residentes pueden ser multados hasta con mil dólares por infracciones repetidas. En la fase dos, las multas pueden duplicarse y el riego de cementerios y parques será reducido.

El pasado 18 de marzo, autoridades de California anunciaron un recorte en los volúmenes de agua asignados a ciudades y granjas.

Las agencias locales que suministran agua a unos 27 millones de personas y a 750.000 acres (304.000 hectáreas) de tierras de cultivo recibirán menos líquido de los embalses del estado que el que han solicitado para el año.

Las autoridades estatales originalmente habían anunciado asignaciones de 15% de los volúmenes solicitados -aparte de lo que se necesita para necesidades críticas- después de que un diciembre relativamente húmedo brindara esperanzas de que la sequía, que se encamina a su tercer año consecutivo, se moderaría.

Pero finalmente redujeron las asignaciones a 5% luego de que los datos indicaran que el periodo de enero a marzo de 2022 será el más seco registrado en cuando menos un siglo.

Newsom anunció las nuevas medidas pese a que un sistema de baja presión atmosférica se abatió este lunes sobre el sur de California, trayendo consigo muy necesitada lluvia y nieve en zonas elevadas, pero también amenaza de relámpagos, inundaciones súbitas y granizo.

La tormenta marcó un fin inesperadamente húmedo a una temporada de lluvias extremadamente seca.

El más reciente reporte del sistema de vigilancia de sequía de Estados Unidos, emitido el jueves pasado, señaló que casi toda California sigue bajo condiciones de sequía severas o extremas.

La sequía en el oeste de Estados Unidos ha contribuido a que se registren las dos décadas más secas en la región en al menos 1.200 años, y se prevé que las condiciones continúen a lo largo de 2022 y persistan por años.

Los investigadores han estimado que 42% de la severidad de la sequía es atribuible al cambio climático causado por las actividades humanas.