La Oferta

July 6, 2022

Biden proclama el 31 de marzo como el Día de César Chávez en Estados Unidos

EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Los Ángeles, 30 mar (EFE).- El presidente Joe Biden designó el 31 de marzo como el Día de César Chávez en Estados Unidos e instó a los estadounidenses a que tomen esta fecha como una de servicio y aprendizaje sobre el legado del líder de los trabajadores campesinos.

“Hoy celebramos la vida y el legado de César Chávez, paladín de la justicia social y defensor de las personas trabajadoras que construyen y sustentan nuestra nación”, señaló Biden en la proclama presentada este miércoles.

Agregó que con esta conmemoración se honra a César Chávez y a su vida de trabajo “por hacer de nuestro país más libre, más justo y más igualitario” y reafirmar la creencia de que “los que aman a su país pueden cambiarlo”.

Chávez (1927-1993) fue un activista de los derechos de los trabajadores y de los derechos civiles que estuvo a la cabeza de las marchas más grandes de trabajadores agrícolas en Estados Unidos. Fundó junto a Dolores Huerta la Asociación Estadounidense de Trabajadores Agrícolas (UFWA), que posteriormente se convirtió en la Unión de Trabajadores Agrícolas (UFW).

El 31 de marzo es el día del natalicio de César Chávez. La fecha comenzó a conmemorarse a nivel nacional desde 2014, cuando el ahora expresidente Barack Obama realizó la primera designación de esa fecha como un día nacional en honor al líder campesino.

El Día de César Chávez también es una celebración estatal en California, Texas y Colorado.

Biden resaltó que Chávez fue testigo de primera mano de las desigualdades de una economía que solo sirvió a los de arriba y dejó atrás a millones de estadounidenses trabajadores.

El mandatario usó el ejemplo del líder de los trabajadores para abogar por la aprobación en el Congreso del proyecto de Ley de Protección del Derecho a Organizarse y la Ley de Modernización de la Fuerza Laboral Agrícola, para que los campesinos puedan negociar colectivamente y tener mejores condiciones de trabajo.

También abogó por dar un camino a la ciudadanía a los campesinos y trabajadores indocumentados.

Concluyó haciendo un llamado a todos los estadounidenses para que “tomen este día como un día de servicio y aprendizaje, con programas de servicio, comunitarios y educativos apropiados para honrar el legado perdurable de César Chávez”.