La Oferta

June 30, 2022

Latinos celebran confirmación de jueza afroamericana recordando a la hispana

EFE/EPA/JOSHUA ROBERTS / POOL

Washington, 7 abr (EFE).- La comunidad hispana celebra la histórica confirmación este jueves de Ketanji Brown Jackson como la primera jueza de raza negra en el Supremo estadounidense recordando la nominación de 2009 de Sonia Sotomayor, la primera hispana del mayor tribunal de Estados Unidos.

“Ambas designaciones añaden más diversidad y, con el incremento de personas en la comunidad latina que se auto identifican como afro descendientes recibimos con beneplácito la confirmación”, afirmó a Efe Frankie Miranda, presidente de la Federación Hispana.

Es “otro paso adelante hacia la representación equitativa en diferentes niveles de la sociedad”, detalló Miranda.

La que será la primera jueza de raza negra del Supremo posee pericia, temperamento judicial y experiencia en una miríada de asuntos legales que afectan a la raza negra, latinos y otras comunidades de color, añadió Miranda.

Comparó la confirmación de Brown Jackson con la de Sonia Sotomayor, de origen puertorriqueño, la primer mujer hispana postulada para el Supremo, durante el gobierno de Barack Obama (2009-2017), un afroamericano.

Para la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Designados (NALEO, en inglés) la confirmación es una muestra de la realidad racial y étnica del país.

“A medida que nuestro país continúa logrando hitos en representación y diversidad, contamos con la dedicación de la jueza Jackson para promover la diversidad racial y étnica en la profesión legal y la instamos a reclutar y contratar latinos calificados para que formen parte de su personal”, señaló en un comunicado.

“No debe haber duda sobre historial de la jueza Brown Jackson, porque ya ha sido confirmada de manera bipartidista antes” para otras cortes”, añadió Miranda. “Con su historial y con su experiencia pudo demostrar en las audiencias que está calificada”.

Brown Jackson es la quinta mujer y la única jueza de raza negra que ha formado parte del Supremo en sus 232 años de historia.

Su confirmación lleva a cuatro, por primera vez, la cifra de mujeres en el tribunal de nueve jueces, y esto “es importante porque el Supremo tiene por delante, ahora mismo, decisiones que continúan afectando a nuestras comunidades, a las mujeres de minorías con escasos recurso”.

La anterior designación más reciente para el Supremo, la de la jueza Amy Coney Barrett, de 50 años, complació a los sectores más conservadores de Estados Unidos tanto como la de Brown Jackson, de 51, satisface a los liberales.

Dadas las edades de ambas mujeres, puede esperarse que su presencia y sus decisiones afecten a Estados Unidos por décadas.

Sin embargo, Miranda recordó que “el Tribunal Supremo seguirá siendo conservador”.

“Empero, los magistrados más jóvenes ayudan con una perspectiva diferente de la de otros jueces que están casi al final de sus carreras”, agregó. “El país y las necesidades de los ciudadanos han cambiado. Habrá una perspectiva fresca, joven, tomarán en cuenta las necesidades de las mujeres afectadas por decisiones tradicionalmente hechas en cortes con mayoría de hombres”.