La Oferta

June 27, 2022

Óscar Jaenada: México es la capital audiovisual de latinos e hispanos

Fotografía sin fecha de toma, cortesía de Prime Video, donde se observa al actor español Óscar Jaenada. EFE/Prime Video

Ciudad de México, 27 abr (EFE).- El actor español Óscar Jaenada toma con tranquilidad el paso del tiempo, vive la actualidad con “mucha calma” y confiesa a Efe que sigue atendiendo proyectos en México porque considera a este país “la capital audiovisual de latinos e hispanos”.

“Creo que México se ha convertido en la capital audiovisual de todos los latinoamericanos e hispanos, yo creo que es la central. Ahora mismo estar en México es coincidir con gente de cine colombiano, argentino, es mamar un poco esta unión latina que tanto nos hace falta y en especial para nuestra industria”, afirma Jaenada.

A unos cuantos días de viajar a México para comenzar el rodaje de otro proyecto más, Jaenada celebra el estreno de “La octava cláusula”, una película de suspenso donde explora como protagonista la perversión y la oscuridad de un hombre frívolo, al lado de la actriz Maite Perroni.

Jaenada es selectivo en sus proyectos y sabe aprovechar al máximo las oportunidades. En el caso del filme que estrena por Prime Video este viernes fueron las ganas de regresar a la teatralidad y pasar un mes en la ciudad de Valle de Bravo, del céntrico Estado de México, lo que le impulsó a aceptar.

“En este caso lo más importante para mí era que el proyecto es más teatral, se trataba de compartir con dos compañeros por mucho tiempo. Volver a trabajar de una manera teatral y alejarme de los disparos, de la acción y de las pantallas verdes”, relata el actor de “Cantinflas” (2014).

Jaenada interpreta en el filme a Borja, un hombre que tras enterarse de que su esposa Kat, interpretada por Perroni, le ha sido infiel con su amigo Marcos (Manuel Vega), decide crear un contrato de divorcio cuya octava cláusula compromete la integridad de los protagonistas.

“Hay gente que da prioridad a lo material ante lo personal y es común en gente de ciertas esferas. (Borja y Kat) se conocieron jóvenes, fueron acumulando dinero y tuvieron los problemas que tiene cualquier pareja, pero se comportan anteponiendo las relaciones con los demás por el dinero”, narra el actor.

Sobre su trabajo como actor, Jaenada confiesa que no ha cambiado mucho a pesar de la transformación de la industria con las plataformas.

“Tengo la sensación de ya no se hacen películas como se hacían antes. Hollywood se hunde, el cine está cambiando las reglas, pero el actor sigue trabajando y siempre está detrás de la cámara”, agrega.

NADA ES LO QUE PARECE

Para Manuel Vega y Michel Duval, también parte del elenco de “La octava cláusula”, la moraleja de la historia es que “nada es lo que parece”, responde Vega, el tercero en discordia dentro de la trama.

“En la película los hombres son hombres, se retrata su ego, el machismo de romper amistades y de imponer poder, pero ante todo la historia es contada por mujeres, y eso me enorgullece”, cuenta Duval quien creció rodeado de mujeres.

Vega y Duval habían compartido cámara en el proyecto de “Herederos por accidente” (2020), también protagonizado por Perroni y creada por Frank Ariza, autor junto con Mario Tardón de “La octava cláusula”.

En la ficción Vega se describe a sí mismo como un ser ventajoso que busca vivir una vida que no le corresponde.

“Es una persona muy ambiciosa pasional e imprevisible, tiene delirios de grandeza, en España no tiene oficio ni beneficio y se marcha a México a buscar ayuda y a estar con su amigo Borja pero acaba enamorándose de su esposa”, cuenta.

Por su parte Michel ha nombrado a su personaje “el ladrón chistoso”, por su carisma que en la historia mantiene una relación con Jennifer (Paulina Dávila) otra criminal.

“Al ladrón lo mueve el dinero, pero creo que le mueve más la adrenalina, no se mete nada más a robar, sino a sentir la adrenalina y el éxtasis”, dice Duval.

Finalmente, Vega resalta que la ventaja de las películas de suspenso es la atención que el público tiene que poner a las historias logrando así “la magia de mantener al público cautivo”.