La Oferta

July 6, 2022

A las Madres

A mi manera

Juan Carlos Valderrama

Ser “Madre” es un hecho físico proveniente de ser mujer, no  psicológico ni emocional e implica un concepto fundamental de fondo que tendría relación con dar la vida y por ende con la capacidad de dar amor sin medida ni restricciones, brindar apoyo, ayuda,  protección, defensa, vigilancia y comprensión a cada uno de sus descendientes, independientemente de sus diferencias, educándolos con el buen ejemplo, un sentido positivo y la resiliencia.

No todas las madres cumplen con lo dicho pero en la mayoría de los casos ellas siempre están tratando de acariciar a sus hijos con ternura, independientemente de los infiernos que estuvieran viviendo con una dulce mirada, dispuestas siempre a levantarlos cuando ellos caían una y otra vez con una sensibilidad tan especial, dando siempre todo de sí y en ese todo, podemos incluir hasta su propia vida y guardando hasta su muerte sus secretos, como que fue violentada por un hombre o grupo de hombres o engañada por un mal hombre que le juró amor eterno o abusada por un familiar cercano.

Como una fiera enfrentará a quien pudiera agredir o atacar a sus hijos en su debilidad, siempre leal a ellos aunque ellos no le  correspondan con la misma lealtad; así como ante el esposo abusivo, explotador e inconsciente; ante el padrastro que intenta en muchos casos ganar la confianza de sus hijos con intenciones no tan nobles. Ella siempre mantiene la confianza en sus hijos, los estimula, alienta, alaba, aunque en su conciencia reconoce las limitaciones de los mismos, nunca desmayó en decir: ese es mi hijo en los peores y mejores momentos, sin vergüenza, aunque algunos de ellos se avergüencen de ella y la presenten como una trabajadora o empleada de la casa.

Ella siempre está y estará ahí en todo tiempo y momento, aunque hay pocas excepciones de las que es preferible no hablar porque también tienen una historia y una problemática muy particular. Siempre estará orgullosa de ellos y recuerde que usted en la mayoría de los casos es lo que es, debido a su sacrificio; es por ella que usted es lo que es hoy, de la profesión u oficio que tenga, pienso que la mayoría concuerdan con ello.

En tiempos de ídolos y héroes de barro, la madre suele ser una heroína al estilo de los héroes de Marvel, en una verdadera madre no sólo encontramos las mayores cualidades humanas como la abnegación e inmolación, el amor y el perdón, hagamos hecho lo que hagamos hecho.

La madre es la energía que alimenta a los seres humanos para que logren lo que parece imposible de lograr, sin sus palabras parece que no tuviéramos rumbo, sin una razón para vivir, caminamos desorientados y confundidos en este mundo lleno de incertidumbres.

No debemos olvidar a las madres que por circunstancias de la vida tienen que rentar sus cuerpos para alimentar y sostener a sus hijos menores que no entienden la dimensión de tal hecho. A las madres que tienen que alquilar sus vientres para dar alegría y felicidad a otras familias. A las madres que por un mejor destino de sus familias se atreven a cruzar una frontera expuestas a violaciones, detenciones y hasta la muerte por el bienestar de sus hijos. A las madres trabajadoras de horas incansables, sin un trato igualitario, ni salarios justos, víctimas de la discriminación. A las madres víctimas de violencia doméstica, a las que son diariamente víctimas de feminicidio en sus más diversas modalidades en el mundo.

Son pocas las palabras o frases de reconocimiento a una madre, bendiciones si las tienes contigo. Puedes darle diversos regalos, chocolates, flores, ropa, artefactos, viajes, invitarla a cenar; si no se encuentra contigo, si la perdiste, si nunca la conociste, si tuviste una madre sustituta, si tuviste un padre por madre, piensa que ella siempre se encontrara dentro de ti, contigo hasta tu muerte, rescata lo mejor de ella en ti, es parte de ti inseparable, indisoluble. Te acompañará por siempre hasta que puedan reunirse, en otro tiempo u espacio si crees en una vida después de la muerte.

Su nombre podría ser entre otros: Adela, Ángela, Amparo, Belén, Belinda, Brenda, Claudia, Camila, Carmen, Chabela, Chelsea, Chantal, Dianina, Devora, Delia, Eliana, Elisa, Elva, Frida, Fanny, Fabiana, Gladys, Greta, Gabriela, Haydee, Hilda, Hada, Inocenta, Irene, Iris, Jacinta, Josefina, Juana, Kenia, Kiara, Kin, Laura, Luna,  Lucrecia, Margarita, Maritza, Maribel, Mercedes, Nora, Norma , Natalia, Ofelia, Olivia, Olinda, Piedad, Pamela, Paulina, Querida, Queen, Queta, Ramona, Rosa, Rebeca, Sara, Sandra, Sofía, Talía, Tamara, Tatiana, Úma, Urbana, Ursula, Valeria, Victoria, Vilma, Yanet, Yalitza ,Yara, Wayra, Wanda, Wendy, Ximena, Xiomara, Xenobia, Zoila, Zenaida, Zulema.

Ten en cuenta que estas líneas podrían ser la de tu madre, abuela, bisabuela, hermana, tía, madrastra haz todo lo que puedas hacer por ella mientras la tengas contigo. Dios, gracias por permitirme escribir estas líneas a las madres.

amimanerapublicaciones@gmail.com