La Oferta

April 14, 2024

Cumbre del Hábitat de Latinoamérica pide ciudades incluyentes y equitativas

El representante regional de la ONU-Hábitat para América Latina y el Caribe, Elkin Velázquez; habla hoy, durante el primer día de actividades de la Cumbre Internacional del Hábitat de América Latina y El Caribe (CIHALC) en Guadalajara, Jalisco (México). EFE/Francisco Guasco

Guadalajara (México), 23 ago (EFE).- Las ciudades deben convertirse en espacios más incluyentes, conectados, sostenibles y equitativos para que los ciudadanos mejoren su calidad de vida antes de 2030, coincidieron este martes especialistas reunidos en México en el segundo día de la Cumbre Internacional del Hábitat de América Latina y el Caribe 2022.

Eduardo López Moreno, ex director de investigación e innovación del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat), dijo durante una conferencia que el panorama pospandemia por la covid-19 obliga a pensar en urbes en las que se “tejan alianzas y se construyan consensos” para el bien común.

En su charla “La Implementación de la Nueva Agenda Urbana, Escala Global”, el especialista recordó que, de acuerdo con las proyecciones mundiales, 70 % de la población vivirá en las ciudades para 2050, lo que implica el reto de concebir al espacio urbano como vector de cambio a nivel global en economía, justicia, medio ambiente e igualdad.

“Necesitamos instaurar un escenario de reducción de desigualdad y pobreza, de aumento de la productividad, de desarrollo económico incluyente donde podamos invertir en forma sostenible y promover energías limpias, proteger los ecosistemas, darle cabida al cambio climático y a la salud pública”, refirió.

Agregó que enfrentar el cambio conlleva la resiliencia y que la población sepa adaptarse para hacer un mejor uso de los recursos energéticos y el agua, cambiar la forma de transportarse, apostar por las economías locales y permitir que el capital creativo venga desde cualquier sector para proponer mejores entornos físicos y de trabajo.

Uno de los elementos fundamentales para esta transformación es el restablecimiento de la noción de justicia más allá de lo jurídico, sino como una forma de permitir el bienestar social.

“Justicia tiene que ver con el trabajo de los niños y las mujeres, con los lugares donde aún se mueren de hambre, donde no hay acceso a hospitales, donde no viven las ventajas de la ciudad. La injusticia no son números, tiene que ver con la restitución del estado de bienestar, donde se democratice todo incluyendo la economía, la información el derecho al agua, a la salud y a la ciudad”, expresó.

CIUDADES SIN DISCRMINACIÓN

Para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por la ONU para 2030, es fundamental tener ciudades incluyentes que erradiquen la violencia y la discriminación que viven las personas en sus hogares, las escuelas y sus lugares de trabajo, dijo en conferencia Tulio Vázquez, vicepresidente de la Unión Interamericana para la Vivienda.

El gobernador de Antioquía, Colombia, Aníbal Gaviria habla hoy, durante el primer día de actividades de la Cumbre Internacional del Hábitat de América Latina y El Caribe (CIHALC) en Guadalajara, Jalisco (México). EFE/Francisco Guasco

“Un hábitat humano, generoso y virtuoso pasar por encontrar nuestras diferencias pero sobre todo en fortalecer las identidades y eso significa que en las ciudades debemos poner todos los incentivos para que erradiquemos totalmente la discriminación”, indicó.

Para ello, las políticas públicas locales y nacionales deben estar centradas en las personas, sus necesidades y realidades sin importar su procedencia.

“Tenemos que pensar en soluciones al ciudadano común y corriente que cuando hablemos de ciudades incluyentes, establecer estrategias que promuevan la no discriminación, enfocadas en crear oportunidades, en cómo fomentamos el consumo local, que las comunidades tengan mayor riqueza”, afirmó.

La Cumbre Internacional del Hábitat de América Latina y el Caribe 2022 es organizada por ONU Hábitat, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y la Universidad de Guadalajara y en ella participan cerca de 1.700 gobernantes, especialistas, académicos y organizaciones civiles de todos los países de la región con la intención de generar una agenda común urbana.