La Oferta

February 8, 2023

Georgia decide en segunda vuelta la composición definitiva del Senado de EE.UU.

EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Washington, 6 dic (EFE).- El estado estadounidense de Georgia decide este martes en segunda vuelta la composición definitiva del Senado del país, en el que los demócratas se han asegurado ya su control gracias al voto de desempate de la vicepresidenta, Kamala Harris.

El progresista Raphael Warnock y el conservador Herschel Walker se enfrentan de nuevo en las urnas tras no haber conseguido superar el 50% de los votos en las elecciones de medio mandato del pasado 8 de noviembre.

Los demócratas controlan ya 50 de los 100 escaños y los republicanos 49, pero aunque los segundos empataran no cambiaría la relación de fuerzas en esa cámara.

La media ponderada de encuestas FiveThirtyEight otorga una ligera ventaja del 50,2% a Warnock, reverendo bautista que intenta revalidar el cargo.

En liza tiene a una antigua estrella de fútbol americano respaldada por el expresidente Donald Trump (2017-2021). Aunque públicamente antiabortista, está acusado por la madre de uno de sus cuatro hijos y por otra mujer de haberle pagado o presionado para someterse a una interrupción del embarazo.

EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Las urnas estarán abiertas este martes desde las 07.00 de la mañana hasta las 19.00 de la tarde.

En 2021, de nuevo en segunda vuelta, Georgia otorgó el poder del Senado estadounidense a los demócratas. Un año antes, en las presidenciales, fue el estado donde el resultado entre Joe Biden y Trump acabó más ajustado.

La campaña en ese estado ha contado con la implicación del expresidente demócrata Barack Obama (2009-2017), que acudió allí en octubre y el pasado jueves subrayó de nuevo a los votantes de la zona que si hace dos años se hubieran quedado en casa el poder de la Cámara Alta hubiera estado ahora en manos de los republicanos.

En los comicios de medio mandato los republicanos recuperaron el control de la Cámara de Representantes, por lo que a partir del 3 de enero, fecha del inicio de la nueva Legislatura, la división del Congreso dificultará al actual presidente implementar su agenda hasta el final de su mandato en 2024.