La Oferta

July 13, 2024

Las siete claves del Super Bowl

El mariscal de campo de los Kansas City Chiefs, Patrick Mahomes. EFE/EPA/CAROLINE BREHMAN

Glendale (EE.UU.), 11 feb (EFE).- Los Philadelphia Eagles y los Kansas City Chiefs se verán las caras este domingo en el State Farm Stadium de Glendale (Arizona, EE.UU.) para decidir quién será el campeón del Super Bowl LVII de la NFL.

Los Eagles se proclamaron vencedores de la Conferencia Nacional (NFC) y los Chiefs hicieron lo propio en la Americana (AFC) después de haber sido los dos mejores equipos de cada conferencia durante la temporada regular (ambos con un balance de 14-3).

Este es el tercer Super Bowl en cuatro años para Kansas City, que conquistó el título en 2020, mientras que Filadelfia buscará el segundo anillo de su historia tras estrenar su palmarés en el Super Bowl de 2018.

Estas son algunas de las claves del esperado duelo del domingo que se disputará a partir de las 16.30 hora local (23.30 hora GMT):

1.- LA MAGIA DE MAHOMES (Y EL ESTADO DE SU TOBILLO)

Recién elegido MVP de la temporada 2022 y consagrado como la gran estrella de la NFL en la actualidad, Patrick Mahomes llega a este Super Bowl con una chistera repleta de inagotables trucos pero también con un tobillo entre algodones y que le hizo jugar prácticamente cojo la final de la AFC.

El extraordinario ‘quarterback’ de los Chiefs podría convertirse en el primer mariscal de campo de la historia que se proclama campeón del Super Bowl logrando más de 5.000 yardas de pase en una temporada.

2.- JALEN HURTS, JUVENTUD DIVINO TESORO

Con solo 24 años, Jalen Hurts, la batuta de la ofensiva de los Eagles, podría ser el cuarto ‘quarterback’ por debajo de los 25 años en alzarse con la victoria en un Super Bowl (Ben Roethlisberger, Tom Brady y su rival mañana, Patrick Mahomes, son los otros tres).

Una de las incógnitas del Super Bowl es ver cómo lidia Hurts con la presión y la tensión del partido más esperado del año, pero esta final de la NFL ya ha hecho historia como la primera con dos mariscales de campo negros como titulares.

3.- HERMANOS EN BANDOS OPUESTOS

También harán historia Travis Kelce (Chiefs) y Jason Kelce (Eagles), que se convertirán en los primeros hermanos en jugar un Super Bowl en equipos contrarios.

‘Tight end’ estelar, Travis es el mejor socio de Mahomes y una amenaza temible del ataque de Kansas City, mientras que el veterano Jason es el ancla de la formidable línea ofensiva de Filadelfia que escolta a Hurts.

4.- ANDY REID ANTE SU EXEQUIPO

Catorce años estuvo Andy Reid al frente de los Eagles pero el domingo el prestigioso entrenador de los Chiefs tratará de romper el sueño del equipo ahora dirigido por Nick Sirianni.

La huella de Reid en la franquicia de Filadelfia sigue muy vigente ya que escogió en el draft a tres jugadores que continúan siendo indispensables en los Eagles: Jason Kelce, Brandon Graham y Fletcher Cox.

5.- INDIVIDUALIDADES FRENTE A COLECTIVO

Da la impresión de que, para conseguir el triunfo, Kansas City dependerá de las individualidades de sus mejores hombres (Mahomes, Kelce o incluso un Isiah Pacheco que podría ser crucial) mientras que Filadelfia presume de un equipo más compacto, sólido y equilibrado en todas sus líneas.

Eso no significa que los Eagles no tengan chispazos de talento individual ya que sus fantásticos receptores A.J. Brown y DeVonta Smith podrían decantar la balanza a su favor.

6.- ATENTOS A LAS DEFENSAS

Con gran parte de los análisis de los especialistas centrados en el duelo Mahomes-Hurts, el nivel de la defensa de los Eagles, la mejor de toda la liga contra el pase (179,8 yardas concedidas por partido), apunta a ser un factor determinante con Haason Reddick como baluarte.

En Kansas City, Chris Jones es su faro en defensa en un equipo sorprendentemente endeble en las últimas yardas (el segundo peor conjunto de la liga en porcentaje de puntos permitidos en la zona roja).

7.- EL REGRESO DE RIHANNA

Al margen de lo que suceda entre Eagles y Chiefs, la gran estrella del domingo será Rihanna, protagonista del espectáculo musical del descanso que atrae tanta atención como el partido en sí.

Considerada como una de las figuras del pop más importantes del siglo XXI, este Super Bowl podría marcar definitivamente el retorno a la primera línea de la música de la cantante, que no saca un disco nuevo desde el lejano “ANTI” (2016) y que, en los últimos años, ha cosechado un gran éxito con su marca de moda y cosmética Fenty.