La Oferta

April 14, 2024

“Chuy” García busca ser el primer alcalde latino de Chicago para fortalecerla

Composición de dos fotografías oficiales de la actual alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, y del congresista Jesús “Chuy” García, quienes competirán por la Alcaldía de la tercera ciudad más grande de Estados Unidos durante la elección municipal del próximo martes 28 de febrero. EFE/Chuy García/City of Chicago

Redacción EFE News, 24 feb (EFE).- “Soy centauro como mi paisano Pancho Villa y voy a realizar una revolución”, declaró a EFE el congresista federal Jesús “Chuy” García, uno de los políticos de mayor perfil en Illinois, quien aspira a convertirse en el primer alcalde hispano de Chicago y de paso reemplazar una administración municipal que considera “débil”.

Nacido en Durango (México) hace 66 años y criado desde los nueve años de edad en los barrios latinos de Pilsen y La Villita del suroeste de esta ciudad, García no olvida sus orígenes y el espíritu combativo de su coterráneo Doroteo Arango, más conocido como Francisco “Pancho” Villa, uno de los principales líderes de la Revolución Mexicana.

El “Centauro del Norte”, como también era nombrado Villa por sus seguidores, contribuyó con su ejército al triunfo de la Revolución y en seis meses logró expulsar del poder y del país al presidente Porfirio Díaz en 1911.

García fue el menor de cuatro hermanos, criado por su madre en México mientras su padre vivía y trabajaba en plantas frigoríficas de Estados Unidos, hasta que logró unificar a su familia en Chicago.

En la elección municipal del próximo martes 28 de febrero, García intentará evitar la reelección de la afroamericana Lori Lightfoot, quien ha perdido pie al frente de la Alcaldía de la tercera ciudad más grande de Estados Unidos. Contándolo a él, son ocho los desafiantes al cargo de Lightfoot.

“Estamos en aguas turbias porque la alcaldesa no ha cumplido sus promesas, ha fallado por completo en materia de seguridad pública y la ciudad ha perdido inversiones frente a otras ciudades y desarrollo económico”, dijo.

En su opinión, Chicago necesita un nuevo liderazgo y él tiene “la experiencia y las relaciones necesarias para encararlo y reclamar nuestra posición como ciudad global”.

En el barrio La Villita, donde fundamentalmente radica la comunidad mexicana, que es la más importante entre los latinos que habitan la ciudad, hay mucha esperanza en las posibilidades del congresista que los representa en Washington.

“La comunidad me apoya porque queremos romper la barrera y hacer historia”, dijo García, quien fue uno de los últimos candidatos en sumarse a la disputa y rápidamente escaló posiciones en las preferencias electorales hasta ubicarse en un cabeza a cabeza con Lightfoot, según las encuestas.

Fotografía de campaña cedida donde aparece el congresista Jesús “Chuy” García, de 66 años, quien pretende hacerse con la Alcaldía de la tercera ciudad más grande de Estados Unidos durante la elección municipal del próximo martes 28 de febrero. EFE/Campaña Chuy García

INICIOS EN POLÍTICA

García comenzó joven en la política local, protegido por el activista latino Rudy Lozano, quien era una estrella política ascendente. Dirigió la campaña de Lozano en 1983 para concejal del Distrito 22 en momentos en que La Villita se transformaba en el centro del Chicago latino.

Lozano fue asesinado a los pocos meses por un pandillero, lo que cambió la trayectoria política de García, quien se alió a Harold Washington, elegido como el primer alcalde afroamericano de la ciudad.

“Chuy”, como se le conoce en la política, inició así una carrera que lo llevó primero al Concejo Municipal en 1984, durante seis años. Luego al Senado estatal en 1992, donde permaneció otros seis años.

Al perder la reelección, se dedicó a la organización comunitaria con un grupo llamado Enlace, dedicado la lucha por el derecho al voto, temas económicos, garantías para inmigrantes indocumentados y prevención de la violencia.

También ocupó desde 2011 un cargo en la Junta de Comisionados del Condado de Cook, donde se asienta Chicago.

En la elección de 2015, García desafió a Rahm Emanuel en la alcaldía de Chicago y lo obligó a una segunda vuelta, sin suerte. Cuando el exjefe de gabinete del presidente Barack Obama se retiró de la política consideró postularse para el cargo en 2019, pero finalmente apoyó a Lightfoot.

García dijo que su apoyo se debió entonces a que la afroamericana era la mejor opción para Chicago, un nuevo tipo de liderazgo aportado por la abogada y exprocuradora federal, “a quien le vi bastante talento y mucha energía”.

Sin embargo, en opinión del candidato hispano, Lightfoot se ha convertido en uno de los alcaldes más débiles en la historia de la ciudad. “Ella divide a la gente, no es colaboradora, ha enajenado al Concejo Municipal y tiene una mala relación con el Gobierno estatal (de Illinois)”, señala.

Lightfoot ha hecho campaña por un segundo mandato presentándose en favor del desarrollo empresarial, aunque durante su administración ha visto el éxodo de grandes corporaciones como Boeing, que abandonaron la ciudad por los altos índices de criminalidad.

García llegó a la Cámara de Representantes del Congreso federal en 2019 luego de ganar un escaño por el Distrito 4 en los comicios del año previo en sustitución del boricua Luis Gutiérrez, quien se retiró después de 13 mandatos consecutivos.

Dos días después de haber logrado reelegirse para un tercer mandato en la Cámara de Representantes volvió a enfocarse en la alcaldía de Chicago, una ciudad que en su opinión está “polarizada y fracturada” y necesita unificar a sus comunidades, para que se vean representadas en el Gobierno municipal.