La Oferta

June 19, 2024

EE.UU. confía en que Rusia no podrá recuperar los restos de su dron derribado

Fotografía sin fecha cedida por la Fuerza Aéea estadounidense donde se aprecia el dron MQ-9 Reaper, armado con municiones guiadas por l·ser GBU-12 Paveway II y misiles AGM-114 Hellfire, durante una misión de combate sobre el sur de Afganist·n. EFE/Leslie Pratt/Fuerza Aérea

Washington, 16 mar (EFE).- El Departamento de Defensa de Estados Unidos se mostró este jueves convencido de que Rusia no podrá recuperar los restos del dron estadounidense derribado en el mar Negro tras un encontronazo con dos cazas rusos.

“Tenemos indicios de que Rusia podría estar tratando de recuperar los restos del MQ-9, pero creemos que es poco probable que puedan encontrar nada útil”, dijo el portavoz del Pentágono, el general Pat Ryder, en una rueda de prensa.

El portavoz recalcó el hecho de que el dron se hundió “en aguas muy profundas”, además de que Estados Unidos se aseguró de “salvaguardar la información” recopilada por el aparato de vigilancia estadounidense.

Sobre el incidente, Ryder denunció que el “comportamiento agresivo” de los pilotos rusos “fue intencional”, pero el Pentágono no ha podido confirmar todavía si el choque fue “a propósito” o un error de cálculo.

“Se demostró claramente una mala habilidad para el vuelo y un comportamiento imprudente”, afirmó el general.

Un vídeo publicado este jueves por el Comando Europeo del Ejército estadounidense muestra que los dos aviones rusos rociaron combustible sobre el dron y volaron muy cerca del aparato hasta que una de las aeronaves acabó chocando contra el MQ-9 estadounidense, que resultó dañado.

Tras el incidente, Estados Unidos aseguró que se vio obligado a estrellar el dron contra aguas del mar Negro y responsabilizó a Moscú del incidente.

En cambio, el Ministerio de Defensa de Rusia negó cualquier contacto entre sus cazas y el dron, que según la versión del Kremlin, entró en un brusco vuelo incontrolado y colisionó contra el mar tras perder repentinamente altura.

Los hechos tuvieron lugar cerca de la anexionada península ucraniana de Crimea, donde Moscú ve con malos ojos la presencia de la OTAN, sean buques de guerra o aparatos de reconocimiento y vigilancia.

El Pentágono decidió rebelar las imágenes debido “al comportamiento imprudente y peligroso” de los aviadores rusos y para “mostrar públicamente qué tipo de acciones llevan a cabo” los cazas de Moscú, dijo Ryder.

Según el portavoz, el incidente no alterará los planes de Estados Unidos de seguir ayudando a Ucrania para que se defienda de la invasión rusa.

“Seguiremos volando y operando en el espacio aéreo internacional en cumplimiento con las leyes internacionales, y eso incluye el mar Negro”, aseveró.

A pesar del incidente, Estados Unidos no ha exigido unas disculpas por parte de Rusia, y seguirá centrado en apoyar a Ucrania frente a la invasión rusa, dijo el portavoz.