La Oferta

February 21, 2024

El autor Carlos Jaramillo pide en México corregir alimentación para reducir males crónicos

Fotografía cedida por Ricardo Pinzon donde de observa al doctor Carlos Jaramillo durante una sesión fotográfica en la Ciudad de México (México). EFE/ Ricardo Pinzon

Ciudad de México, 14 jul (EFE).– Corregir los hábitos alimenticios podría ayudar a reducir la prevalencia de enfermedades crónicas en el mundo, pues es la mala alimentación la que provoca este tipo de padecimientos, afirmó en entrevista con EFE en México el colombiano Carlos Jaramillo, experto en medicina funcional y reconocido autor.

El creador de los “best sellers” o libros superventas de “El milagro metabólico”, “El milagro antiestrés” y “COMO. El arte de comer bien para estar bien”, explicó que actualmente la medicina se ve desde un modelo reduccionista en el que a la gente le “duele la cabeza y toma una pastilla”.

Es por ello, aseguró, que muchas veces las personas no se percatan de cómo la salud se deteriora, lo que es un problema que “hoy se sale de las manos”.

Jaramillo, dedicado por muchos años a estudiar medicina y nutrición clínica, afirmó que muchas personas comen mal, son sedentarias, duermen mal y viven en constante estrés, factores que, aunados al consumo de agentes tóxicos en alimentos y el esmog, están enfermando a las personas.

“Tenemos que empezar a corregir todo lo que te trajo hasta acá pero los médicos lo único que aprendemos es a formular fármacos”, lamentó.

Para el experto, saber alimentarse puede ser una herramienta que amplíe la manera de cuidar la salud, más allá de la medicina.

“Eso no quiere decir que vamos a ignorar a la farmacología, cuando se necesita es genial, pero es ampliar las herramientas y las vamos a volver una herramienta científica para no seguir aumentando el uso de fármacos”, apuntó.

El especialista argumentó que es importante que las personas se involucren en su salud y, para ello, es indispensable un cambio en la mentalidad de los seres humanos y de los mismos médicos.

COMPLICADO PERO NO IMPOSIBLE

El especialista, quien espera que sus libros tengan un impacto en la salud de la población a nivel mundial, señaló que hacer estos cambios en la alimentación es complicado, pero no imposible.

“Es difícil pero el hecho de que sea difícil no quiere decir que sea imposible”, afirmó.

Sin embargo, reconoció que existen muchos intereses económicos enfocados en que la gente no mejore.

“El punto es crear soluciones fáciles o que no involucran a nadie, como la cirugía bariátrica, por ejemplo, que crece en el mundo todos los días, pero es una amputación del intestino, que lleva al desarrollo de una desnutrición”, apuntó.

“¿Por qué en lugar de hacer ese procedimiento donde te voy a amputar tu fisiología para siempre, mejor te enseño y te acompaño a no comer y a que tengas periodos de ayuno? Porque ayunar es gratis”, aclaró.

Finalmente dijo que es importante crear conciencia sobre la importancia de prestar atención a la salud desde uno mismo.

“Lo asombroso es que quien logra hacer un cambio de mentalidad esa gente no vuelve a mirar para atrás nunca”, expresó.