La Oferta

April 22, 2024

Shakespeare es la nueva víctima de las leyes que censuran contenidos educativos en Florida

Las autoridades escolares de Hillsborough limitaron el acceso a las obras de Shakespeare en virtud de la Ley de Derechos Paternos en la Educación, promovida por el gobernador Ron DeSantis y conocida popularmente como la ley “No digas gay”, porque prohibe contendidos educativos sobre identidad de género y temas por el estilo. Fotografía de archivo. EFE/Jerome Favre

Miami, 9 ago (EFE).- William Shakespeare es la nueva víctima de las normas que restringen las lecturas y contenidos educativos de los alumnos de las escuelas públicas de Florida, según informaron medios locales de la costa oeste de Florida.

De cara al nuevo año escolar, los profesores de lengua de las escuelas del condado Hillsborough recibieron instrucciones de que no podrán leer en clase más que determinados fragmentos de obras teatrales como “Hamlet” y “Romeo y Julieta” escogidos por no tener contenido sexual o racial.

El diario Tampa Bay Times señaló que de esta manera para esos alumnos la lectura completa de esas grandes obras de la literatura universal queda reservada exclusivamente para fuera de la escuela en caso de que tengan acceso a los libros del literato en inglés más importante de todos los tiempos.

Las autoridades escolares de Hillsborough limitaron el acceso a las obras de Shakespeare en virtud de la Ley de Derechos Paternos en la Educación, promovida por el gobernador Ron DeSantis y conocida popularmente como la ley “No digas gay”, porque prohíbe contendidos educativos sobre identidad de género y temas por el estilo.

La ley castiga con medidas disciplinarias a los maestros que infrinjan las normas, pero además los padres pueden demandarlos.

“Los maestros están asustados. Quiero decir que no saben lo que pueden y no pueden hacer y caminan así sobre una delgada capa de hielo cuando satisfacen las necesidades de los estudiantes”, dijo al canal WSLN Rob Kriete, presidente de la Asociación de Maestros del condado Hillsborough,

“Esto es un gran desafío para todos nosotros en la educación pública en este momento”, agregó.

La portavoz del distrito escolar de Hillsborough, Tanya Arja, remitió a dicha ley cuando le preguntaron por las obras de Shakespeare de las que solo se enseñarán pasajes libres de sexo, un tema limitado a las clases de salud, y de cuestiones de raza, otro tema tabú en las escuelas publicas de Florida.

El diario citó a un profesor de lectura de un instituto de enseñanza media de Hillsborough, Joseph Cool, quien considera que hay “cierta picardía en Shakespeare” porque eso “era lo que vendía en su época”.

Shakespare no es el primer clásico de la cultura universal censurado en Florida,

En marzo pasado se conoció que Hope Carrasquilla, directora de un colegio de Tallahassee, la capital de Florida, debió dejar su puesto por haber mostrado a sus alumnos de 11 y 12 años imágenes del “David” del escultor renacentista Miguel Ángel que algunos padres consideraron “inapropiadas”.

El “David”, expuesto en la Galería de la Academia de Florencia, representa desnudo al rey bíblico de ese nombre.

Por iniciativa del gobernador Ron DeSantis, quien fue reelegido en 2022 por cuatro años más y ahora es además aspirante a la nominación republicana en 2024, se han aprobado en Florida un conjunto de leyes de carácter ultraconservador.

Una sola queja de parte del padre de un alumno puede llevar a que un libro sea retirado de las bibliotecas escolares de Florida o a que un libro deje de ser parte de las lecturas en las aula en virtud de algunas de esas nuevas leyes.

Entre los libros que han sido recientemente objeto de quejas por parte de padres de alumnos en Florida y retirados de una biblioteca escolar está “The Hill We Climb”, de Amanda Gorman, que fue recitado por la poeta negra en la toma de posesión de Joe Biden en 2021.