La Oferta

March 3, 2024

Más de 103 millones de personas en EE.UU. viven bajo alerta de condiciones extremas de clima

Archivo. EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Washington, 23 ago (EFE).- Más de 103 millones de personas en Estados Unidos viven actualmente bajo alertas por condiciones climáticas extremas que son cada vez más frecuentes debido al cambio climático, indicó este martes la Unión de Científicos Conscientes (UCS).

Esas condiciones incluyen inundaciones, temperaturas altas, tormentas tropicales y situaciones propicias para los incendios forestales, agregó la organización, que aboga por soluciones científicas a los problemas globales.

“Entre los grupos de población que experimentan más perjuicios por las temperaturas extremadamente elevadas se cuentan los trabajadores a la intemperie”, dijo a EFE Kristina Dahl, científica principal del clima en UCS.

“Son quienes deben trabajar al aire libre y sabemos que entre estos trabajadores los latinos están representados desproporcionadamente. También los ancianos son susceptibles a sufrir trastornos por el calor”, añadió.

Dahl destacó que otros segmentos de población fuertemente afectados por el calor extremo incluyen a quienes “no tienen acceso al aire acondicionado o no pueden pagarlo”, así como a “la gente de color que vive en comunidades de bajos ingresos”.

El mapa, que UCS actualiza día a día, muestra alertas por inundaciones desde el este de California a Nevada, el suroeste de Utah, el oeste de Oregón, el centro y oeste de Idaho y el suroeste de Texas.

Las condiciones propicias para los incendios forestales identificadas por UCS se extienden por el sur de Texas y en el límite de Colorado y Kansas.

Las condiciones de calor extremo cubren condados de Texas, Oklahoma, Kansas, Nebraska, Dakota del Sur, Minnesota, Wisconsin, Iowa, Illinos, Indiana, Misuri, Arkansas, Luisiana, Tennessee, Georgia y Misisipi.

“El 28% de la población que actualmente encara alertas vive en áreas designadas como desfavorecidas”, indicó UCS, que identifica la “temporada de peligro” como el periodo entre mayo y octubre, cuando América del Norte experimenta los peores impactos climáticos.

“Desde el 1 de mayo, el 96% de la población estadounidense ha experimentado al menos una alerta de clima extremo”, señaló la organización. “El cambio climático hace que los fenómenos meteorológicos sean más extremos”.

Dahl dijo que “en parte debido al cambio climático, las condiciones climáticas extremas son más y más frecuentes, y hasta que actuemos para reducir las emisiones de gases esto continuará empeorando”.