La Oferta

February 27, 2024

Georgia y Las Carolinas sufren el embate del huracán Idalia con fuertes lluvias y viento

Miami, 30 ago (EFE).- El sureste del estado de Georgia y el este de las Carolinas sufren este miércoles el desbordamiento de ríos e inundaciones repentinas por las intensas lluvias y viento que arrastra a su paso por estos territorios sureños el huracán Idalia, tras azotar esta mañana la costa oeste de Florida como un ciclón de categoría 3.

En una rueda de prensa al mediodía de hoy, el gobernador de Georgia, Brian P. Kemp, informó de que alrededor de 61.000 abonados del sureste del estado están sin electricidad a causa del “fuerte impacto en el sur de las intensas lluvias y vientos” de Idalia.

Idalia presentaba a las 14.00 hora local (18.00 GMT) vientos máximos sostenidos de 75 mph (120 km), por lo que es un huracán de categoría 1, y su centro se encontraba a 10 millas (20 km) al norte-noroeste de Waycross (Georgia) y a 100 millas (160 km) al oeste-suroeste de Savannah, también en Georgia.

Kemp indicó que “la mayoría de las personas en todo el estado de Georgia no sentirán el impacto de la tormenta”, pero sí aquellos que están “en la línea de la tormenta”, en el sureste, donde varios condados experimentaron vientos de entre 70 y 80 millas por hora (112 y 125 km/h) y algunas ráfagas de hasta 90 (144 km/h), y un acumulado de lluvia de entre 9 y 10 pulgadas (22 y 25 cm).

La parte buena es que la rapidez con que se desplaza Idalia (31 km/h) aminorará el cómputo de daños, dijo el gobernador, quien declaró este martes el estado de emergencia en todo el territorio.

Según la trayectoria prevista por los meteorólogos, el centro de Idalia continuará avanzando por el sureste de Georgia durante esta tarde, cerca de la costa de Carolina del Sur por la noche y el jueves estará frente a la costa del sur de Carolina del Norte.

Posteriormente, el viernes, se espera que se mueva hacia el este-sureste sobre el oeste del Atlántico, indicó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) en su boletín más reciente.

El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, declaró el martes el estado de emergencia ante los posibles daños que pueda causar Idalia y pidió a los habitantes que monitoreen los pronósticos locales y comiencen a tomar las precauciones adecuadas.

“Aunque Carolina del Sur puede evitar los peores impactos del huracán Idalia, este estado de emergencia se emite como medida de precaución para garantizar que tengamos los recursos necesarios para responder a las inundaciones y que seamos capaces de responder rápidamente si el pronóstico empeora”, dijo McMaster en un comunicado.

Por su parte, el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, informó hoy en un vídeo a los medios que el centro de operaciones de emergencia del estado “ya está abierto y operativo”.

“Creemos que esto se limitará principalmente al área de las llanuras costeras y al sureste de Carolina del Norte. Pero todavía no estamos seguros de la trayectoria de la tormenta, así que es muy importante que todos estén preparados”, instó Cooper.

Hay una aviso de marejada ciclónica desde St. Catherine’s Sound, en Georgia, hasta el río South Santee, en Carolina del Sur, y un aviso de huracán desde Altamaha Sound (Georgia) hasta Edisto Beach (Carolina del Sur).

En cuanto a Florida, el gobernador de este estado, Ron Desantis, informó hoy en una rueda de prensa de que hasta ahora “no hay muertes confirmadas” tras el impacto esta madrugada del huracán Idalia en la costa norte, pero se contabilizan más de 250.000 hogares sin energía eléctrica.

Producto de la fuerza de los vientos, en las afueras de la mansión del gobernador de Florida, en Tallahassee, cayó “un roble de 100 años”, según dio cuenta la primera dama de Florida, Casey DeSantis con una foto en redes sociales.

“Mason, Madison, Mamie y yo estábamos en casa en ese momento, pero afortunadamente nadie resultó herido”, notificó.

LA CASA BLANCA MOVILIZA AYUDA FEDERAL

EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

El presidente Joe Biden dijo en X (antes Twitter) que hoy habló con los gobernadores de estos estados.

“Hablé con los gobernadores. DeSantis, Kemp, McMaster y Cooper para reiterar el apoyo de mi Administración a la respuesta y recuperación en Florida, Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte mientras Idalia toca tierra. Seguiremos trabajando con el personal en tierra a medida que avance la tormenta”, indicó Biden.

El Gobierno de EE.UU. movilizó a 1.500 miembros del personal federal, más de 540 miembros del personal de búsqueda y rescate urbano y tres equipos de ataque de asistencia a sobrevivientes de desastres para apoyar a los estados en el camino del huracán Idalia.

Antes de que el huracán tocara tierra, la organización federal de manejo de emergencias (FEMA) organizó productos básicos y suministros críticos, incluidos más de 1,3 millones de comidas y 1,6 millones de litros de agua, que están a disposición de los estados.

La Cruz Roja Estadounidense ha posicionado recursos para ayudar a albergar a hasta 20.000 sobrevivientes.