La Oferta

February 20, 2024

SpaceX aplaza hasta el sábado el lanzamiento del supercohete Starship

Archivo. EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

Miami, 16 nov (EFE).- La compañía privada aeroespacial SpaceX aplazó hasta el próximo sábado el lanzamiento de su poderoso cohete Starship, la nave más grande del mundo, tras suspender el primer test de vuelo, previsto para el viernes desde Texas.

SpaceX anunció esta noche por X (antes Twitter) y su página web que tiene previsto el lanzamiento a partir de las 7:00 hora local (12:00 GMT) del sábado, con una ventana de dos horas.

La Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés) de EE.UU. había autorizado esta semana el lanzamiento el viernes del supercohete al considerar que SpaceX cumplía con todos los requisitos de seguridad, medio ambiente, políticas y responsabilidad financiera.

El Starship despegará el sábado, si todo sale bien, desde las instalaciones de SpaceX en la localidad de Boca Chica, en el extremo sur de Texas (EE.UU.), y lo hará propulsado por la primera etapa del cohete, el lanzador Super Heavy de 33 motores Raptor.

Se prevé que la nave, que junto con el cohete propulsor mide 121 metros de altura (equivalente a más de 35 pisos), alcance su órbita y de una vuelta casi completa al planeta para culminar su trayecto en aguas del Océano Pacífico, cerca de Hawai.

La firma ha hecho algunas mejoras, entre ellas una relacionada con el proceso de separación y por el que la segunda etapa, la propia nave Starship, encenderá sus motores durante el mismo proceso de separación, y no después, en aras de conseguir más potencia.

Se han hecho cambios también en la plataforma de lanzamiento de Starbase, en Texas, para mitigar los efectos de los motores de la primera etapa, y que constituye uno de los aspectos analizados por la FAA tras la primera prueba efectuada la mañana del 20 de abril.

La agencia espacial estadounidense se halla muy pendiente de los resultados del vuelo de prueba, en vista de que el Starship será el responsable de llevar a los astronautas de la misión tripulada Artemis III a la superficie lunar, un viaje contemplado en principio para el año 2025.

El programa Artemis, con el que la NASA retornará al satélite terrestre al cabo de más de 50 años, cuenta con el cohete lanzador Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS, en inglés) y la cápsula Orión, que ya fueron probados en la misión no tripulada Artemis I, la cual entre noviembre y diciembre de 2022 orbitó la Luna y luego regresó a la Tierra.

De acuerdo con algunos medios especializados, la agencia espacial estadounidense, que se halla en una carrera con China que tiene a la Luna como meta, ha desembolsado unos 4.000 millones de dólares (3.600 millones de euros) en el desarrollo del Starship.