La Oferta

July 14, 2024

Gaza y el cambio climático se cuelan en el desfile de Acción de Gracias de Nueva York

EFE/EPA/SARAH YENESEL

Nueva York, 23 nov (EFE).- Un grupo de manifestantes se coló este jueves en el famoso desfile de Acción de Gracias en Nueva York y lo interrumpió durante unos minutos con una pancarta que instaba a “salvar Palestina y el planeta”, aunque el evento no perdió su ambiente festivo y familiar y finalizó sin incidentes.

En torno a las 10 de la mañana (15.00 GMT), una decena de activistas saltaron las vallas que acotaban la Sexta Avenida por la que discurre el desfile casi centenario, a la altura de Times Square, y gritaron consignas mientras escenificaban su muerte tumbándose en el suelo y vertiéndose líquido rojo por encima.

La protesta pareció sorprender a todos e incluso a la misma policía, ya que se produjo pese a unas medidas de seguridad reforzadas por el conflicto entre Israel y Hamás, y con la conmoción reciente por el vehículo que estalló ayer cerca de las cataratas del Niágara, suceso en el que se ha descartado al terrorismo como causa.

EFE/EPA/SARAH YENESEL

Los activistas, que gritaron “Free Palestine”, llevaban monos blancos con las palabras consumismo, capitalismo, colonialismo, limpieza étnica o militarismo, y pertenecían según su pancarta a la organización Seven Circles Alliance, que se describe como una coalición climática y anticapitalista.

La policía acudió a detener a los manifestantes pero algunos se habían pegado al suelo, lo que dejó una curiosa estampa, ya que se pudo ver a todos esperando unos veinte minutos mientras eran sorteados por bandas de música, carrozas y enormes globos de personajes como Pikachu.

“Tenemos que liberar Palestina, tenemos que curar la Tierra”, gritaba un joven manifestante esposado y custodiado por agentes, mientras por detrás pasaba una vistosa carroza de la marca Lego, con bloques de colores, y presidida por el cantante colombiano Manuel Turizo, que iba saludando.

En otros puntos del desfile, pero ya tras las vallas, también hubo manifestantes propalestinos que levantaron banderas entre el público y carteles que pedían “frenar a Israel” y “dejar de financiar el genocidio”; pero en todo caso no se produjeron más intercambios que gritos y abucheos.

EFE/EPA/SARAH YENESEL

Protestas aparte, la jornada transcurrió con tranquilidad en la Gran Manzana, foco de celebraciones de Acción de Gracias, sobre todo por este desfile organizado desde 1924 por los grandes almacenes Macy’s y que atrae a unos 3,5 millones de visitantes, según dijeron sus responsables ayer.

Los globos de varios metros de altura causaron furor entre los más pequeños, con formas de personajes como Kung Fu Panda, Baby Yoda, Bob Esponja o Son Goku, aunque sin duda lo más esperado fue la figura de Tom el Pavo y el trineo de Santa Claus, que cerró la comitiva para anunciar la llegada de la Navidad.

El desfile, que movilizó a miles de músicos, bailarines y artistas como la cantante Cher, estrella de esta edición, culminó cerca del mediodía en el edificio histórico de Macy’s en Herald Square, en el centro de Manhattan, que lucía en su entrada la escultura del pavo, símbolo de este día festivo.

Las calles de la ciudad estuvieron hoy repletas de gente, la mayoría familias y grupos de amigos, y especialmente la Quinta Avenida, cerrada al tráfico y con las tiendas preparadas para la temporada navideña.

En el Día de Acción de Gracias, el festivo más popular del país, los estadounidenses se reúnen en casa para comer el tradicional pavo asado y después se entregan a una fiesta del consumismo que va desde el viernes, conocido como Black Friday, hasta el lunes, bautizado como Cyber Monday.