La Oferta

March 3, 2024

Senador de EE.UU. Menéndez afronta nuevas acusaciones de corrupción relacionadas con Catar

Archivo. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Nueva York, 2 ene (EFE).- El senador demócrata estadounidense Bob Menéndez, acusado por la Fiscalía federal de delitos de corrupción en favor del Gobierno egipcio, recibió este martes nuevas denuncias relacionadas con el Gobierno catarí.

Las autoridades modificaron este martes la imputación contra el senador y su esposa, Nadine Arslanian, acusados de recibir sobornos para “beneficiar” a Egipto, para indicar que el senador también actuó en beneficio de Catar a cambio de regalos.

El senador por Nueva Jersey fue acusado el pasado 22 de septiembre junto a su esposa y los empresarios que presuntamente le sobornaron: Wael Hana, José Uribe y Fred Daibes, y posteriormente se le acusó de actuar como “agente extranjero” para Egipto.

En el nuevo documento se indica que la trama de corrupción va desde diciembre de 2020 hasta 2023, más de lo estimado inicialmente, y que Daibes buscaba “millones de dólares en inversión de un fondo con vínculos con el Gobierno de Catar”.

Entre otras cosas, se indica que Menéndez asistió con Daibes a un evento en Manhattan organizado por el Gobierno de Catar y después el empresario le ofreció relojes de lujo de hasta casi 24.000 dólares antes de sugerirle apoyar una resolución en el Senado favorable para Catar, que le beneficiaría.

En 2023, la Compañía de Inversión Catarí entró en una ‘joint venture’ con una empresa controlada por Daibes e invirtió decenas de millones de dólares en el proyecto, y Menéndez “siguió recibiendo cosas de valor” de esa empresa, como varias entradas para el premio de Fórmula Uno en Miami.

Asimismo, la Fiscalía indica que el senador aceptó regalos de Daibes sabiendo que este esperaba de él que “influyera en el proceso federal pendiente” contra el empresario, algo que “aceptó” e “intentó”.

El político se ha declarado no culpable de todos los cargos hasta ahora, como los otros acusados, y renunció a la presidencia del Comité de Relaciones Exteriores, pero de momento mantiene su escaño pese a los llamamientos de su partido a que dimita. El juicio ha sido fijado para el 6 de mayo de 2024.