La Oferta

February 27, 2024

Los hutíes del Yemen acusan a EE.UU. de bombardear sus posiciones por tercer día consecutivo

EFE/EPA/YAHYA ARHAB

Saná, 14 ene (EFE).- Los rebeldes chiíes hutíes del Yemen, respaldados por Irán, acusaron hoy a Estados Unidos de bombardear sus posiciones en la localidad portuaria de Al Hudeida por tercer día consecutivo, unas acciones en respuesta a los ataques de los insurgentes contra navíos comerciales en el mar Rojo.

“La agresión estadounidense y británica bombardeó Al Lahiya, en Al Hudeida”, dijo en X (antes Twitter) Mohamed al Bukhaiti, miembro del buró político de los hutíes después de que un bombardeo impactara contra una de sus posiciones militares en el norte de la localidad.

Testigos consultados por EFE aseguraron que aviones de combate y drones de reconocimiento sobrevolaron la localidad coincidiendo con los bombardeos, que se producen en medio de una escalada militar en el mar Rojo que enfrenta a los hutíes con Estados Unidos y el Reino Unido, a los que los rebeldes han declarado una “guerra abierta”.

Hasta el momento se desconoce el alcance del ataque, si bien la ciudad portuaria de Al Hudeida, a orillas del mar Rojo, ha sido objetivo de bombardeos en los últimos días al ser una de las principales bases de lanzamiento de ataques por parte de los hutíes contra navíos comerciales que transitan por la vía marítima.

Se trata del tercer día consecutivo de bombardeos contra las zonas en manos de los hutíes, que desde 2014 se han hecho con gran parte del control del norte y del oeste del Yemen.

Los hutíes siguen desafiando

Pese a que los hutíes han prometido responder “con firmeza” a los bombardeos estadounidenses, hasta el momento no han llevado a cabo ningún ataque de envergadura contra los buques de guerra occidentales estacionados frente a las costas del Yemen ni contra otros objetivos.

Estados Unidos ya advirtió de que espera una represalia de los hutíes, que tras los primeros bombardeos a gran escala contra una treintena de enclaves en el Yemen declararon que los intereses de Washington y Londres en Oriente Medio son “objetivos legítimos”.

“Además de los 100 días de agresión israelí contra Gaza, afirmamos que las medidas hostiles de Estados Unidos contra Yemen no impedirán que las fuerzas armadas sigan implementando su compromiso religioso”, dijo en X el portavoz del grupo, Mohamed Abdelsalam, en referencia a los ataques contra navíos comerciales.

Así, afirmó la intención del grupo de seguir atacando a barcos pertenecientes a Israel o que se dirijan a puerto israelí “hasta que cese la agresión y finalice el asedio a Gaza”.

Los ataques de los hutíes contra el mar Rojo, por donde transita alrededor del 15 % del comercio marítimo mundial, han provocado severas disrupciones y ha obligado a las principales navieras a buscar rutas alternativas, algo que ha elevado considerablemente el precio del transporte.

Un campo de batalla

En un discurso televisado, el líder del grupo chií libanés Hizbulá, Hasán Nasrala, aseguró hoy que los recientes bombardeos de EE.UU. contra posiciones de los rebeldes hutíes en el Yemen perjudican la seguridad en el mar Rojo y convertirán la estratégica vía marítima “en un campo de batalla”.

“La agresión estadounidense perjudicará la seguridad de la navegación marítima en el mar Rojo, que se convertirá en un campo de batalla, y esto es una estupidez en sí misma”, dijo Nasrala, que advirtió que los hutíes no serán disuadidos por estos ataques.

“Si los estadounidenses creen que el Yemen retrocederá después de la agresión, están equivocados”, agregó el clérigo.

Asimismo afirmó que los ataques de los rebeldes contra cargueros y petroleros en el mar Rojo “han asestado un duro golpe a la economía” de Israel, si bien gran parte de las importaciones del Estado judío llegan a través del mar Mediterráneo.

Los hutíes, Hizbulá y las milicias proiraníes de Irak forman parte de la alianza informal Eje de la Resistencia, liderada por Irán, y que desde el estallido de la guerra en la Franja de Gaza ha llevado a cabo acciones contra Israel y posiciones militares estadounidenses en Oriente Medio.