La Oferta

April 24, 2024

Canadá creará una agencia para regular contenidos “nocivos” en internet

EFE/EPA/PIOTR NOWAK POLAND OUT

Toronto (Canadá), 26 feb (EFE).- El Gobierno canadiense presentó este lunes una propuesta de ley por la que creará una agencia encargada de regular lo que considera contenidos “nocivos” en internet, entre ellos los que sexualizan a víctimas, los que incitan a la violencia o los que promueven el terrorismo.

La legislación se dirige de forma específica a plataformas de redes sociales, de servicios de emisión en directo así como las que permiten que los usuarios cuelguen contenidos para adultos.

Los servicios de mensajes codificados y privados no serán incluidos en la ley que presentó el Gobierno del primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

El proyecto legislativo divide en siete categorías los contenidos que considera nocivos: íntimos colgados sin consentimiento; los que sexualizan a menores; el utilizado para acosar a menores; el que anima a que los menores se autolesionen; que disemina odio; que incita a la violencia; y que incita al terrorismo.

Para regular estos contenidos, la ley creará una comisión con cinco integrantes que tendrá la capacidad de ordenar la retirada de contenidos así como un defensor de los ciudadanos que ofrecerá apoyo a las víctimas además de hacer recomendaciones a las compañías de redes sociales.

Pero el Gobierno canadiense también quiere que las redes sociales actúen de forma responsable y que de forma continua notifiquen los riesgos a los que se pueden enfrentar sus usuarios y los mitiguen.

Por su parte, los usuarios podrán señalar contenido que consideran nocivo y que tendrá que ser retirado en 24 horas tras un proceso de revisión.

Con respecto a menores, el proyecto de ley señala que las plataformas de redes sociales tienen que asegurarse de que su diseño incluye controles parentales, avisos y búsquedas seguras.

La semana pasada, Pierre Poilievre, líder del Partido Conservador, el principal grupo de la oposición, criticó el proyecto de ley y lo calificó como un componente de la “agenda ‘woke’ autoritaria de Justin Trudeau”.

Poilievre añadió que “este Gobierno” no debería decidir qué es contenido nocivo en internet.